membrillo

Membrillo, el ingrediente perfecto para estas Navidades

Considerado símbolo del amor y la fecundidad y valorado por sus propiedades medicinales, esta
característica fruta cobra cada vez más importancia en la cocina y es ideal para maridar con queso.

La palabra membrillo proviene de un término griego que significa ‘manzana de miel’. Tanto ellos como los romanos lo usaban habitualmente en la cocina y también en muchas ceremonias religiosas, ya que lo consideraban símbolo del amor y la fecundidad. La temporada de la fruta de membrillo va desde finales de septiembre hasta febrero pero son fáciles de conservar, manteniendo sus propiedades intactas durante meses.

Aunque existen variedades que se pueden consumir crudas, lo más normal es que comamos el membrillo cocinado.

Las mejores recetas artesanales del membrillo

Santa Teresa, empresa gourmet con más de 160 años de experiencia en la elaboración de recetas tradicionales 100% naturales y de alta calidad, elabora su membrillo a partir de fruta fresca de temporada, recogida y seleccionada a mano para después, utilizando solo la carne de la fruta, cocinarlo artesanalmente, como hacían nuestras abuelas, consiguiendo así un color, textura y sabor únicos.

Es 100% natural, ya que no lleva conservantes, ni aditivos artificiales y es apto para celíacos.

Variedades disponibles en Santa Teresa

El membrillo destaca por ser una buena fuente de minerales y fibra y, para facilitar su consumo, Santa Teresa te lo ofrece en diferentes formatos. En forma de bloque, taco o
cuña, en comodísimas lonchas o una innovadora versión para untar, además de la variedad con nueces. También hace una apuesta por los formatos ecológicos, como el membrillo bio y para consumidores con necesidades especiales, como el membrillo sin azúcares añadidos.

Ideal para maridar con todo tipo de quesos, como picoteo, en desayunos o como ingrediente en recetas dulces y saladas, el membrillo Santa Teresa es la opción perfecta
para disfrutar de la buena cocina. Más info en www.santateresagourmet.com

Desde la revista SEMANA te ofrecemos 2 recetas ideales para estas navidades

Receta: Tarta de queso de la Viña con Membrillo para Untar Santa Teresa

Ingredientes:
- Queso crema untable 570 g
- 1 tarrina de Membrillo para Untar Santa Teresa (Comprar aquí)
- 230 gr de azúcar
- 4 huevos camperos
- 1 cucharada Harina de trigo
- 280 ml de nata líquida para montar.

Preparación:
- Forramos un molde de 18-20 cm de paredes altas y base desmoldable (importante para que la tarta no se desborde) con papel sulfurizado ligeramente humedecido dejando que sobresalga por los laterales. Este paso será importante porque hará que nuestra tarta se quede doradita por la parte de arriba.

- Pre calentamos el horno a 210ºC, con calor arriba y abajo.

- Mezclamos el queso crema, el azúcar y los huevos en un bol, removiendo hasta homogeneizar. Conviene que estén todos los ingredientes a temperatura ambiente, especialmente el queso, para que sea más fácil la tarea.

- Añadimos la harina y removemos todo de nuevo hasta conseguir una mezcla homogénea.

- Por último, incorporamos la nata, batimos para obtener una masa uniforme y rellenamos el molde.

- Cocemos en la parte inferior del horno durante 40 minutos. Apagamos el horno y dejamos que la tarta enfríe y repose en su interior, con la puerta entreabierta, durante 4 o 5 horas antes de servir.

- Antes de servir, añadimos nuestro Membrillo para Untar Santa Teresa y ya tendremos lista nuestra Tarta de queso de la Viña. ¡Nadie quedará indiferente!

Receta de Tiramisú de Membrillo en lonchas Santa Teresa

Ingredientes:
- 500 gr de mascarpone
- 1 paquete de bizcochos de soletilla o savoiardi
- 200 ml de café exprés azucarado
- C/n de cacao en polvo
- C/n de amaretto
- 150 gr de azúcar
- 4 huevos
- Membrillo en Lonchas Santa Teresa (Comprar aquí)

Preparación:
- Para preparar este postre casero, separamos, primero, en dos recipientes las claras y las yemas de los huevos. Añadimos la mitad del azúcar a las claras, unos 75 gramos aproximadamente y batimos con la batidora de varillas hasta que queden a punto de nieve. Lo reservamos para más tarde.

- Después, añadimos a las yemas el resto del azúcar y batimos hasta que blanqueen y no se aprecien los granos de azúcar. En este mismo recipiente, echamos unas cucharadas de queso mascarpone y volvemos a batir hasta integrarlo. Repetimos así hasta haber integrado bien todo el queso.

- A continuación, incorporamos las claras de huevo poco a poco y mezclamos con movimientos envolventes hasta terminar con todas las claras y obtener una crema esponjosa y suave.

- Vertimos el café y el amaretto en un plato hondo. Sumergimos con rapidez, uno a uno, los bizcochitos de soletilla y los dejamos enfriar en la bandeja (16cm x 26 cm), uno al lado del otro, hasta cubrir toda la base. Parte bizcochitos si es necesario para cubrir todos los espacios. Luego extendemos la mitad de la crema por encima de los bizcochitos y, posteriormente, colocaremos una capa de Membrillo en Lonchas Santa Teresa.

- Después, colocamos de nuevo otra capa de bizcochitos mojados en el café y cubrimos con la crema. Reservamos una pequeña cantidad de ésta para poner sobre el membrillo después.

- Por último, colocamos otra capa de Membrillo en Lonchas Santa Teresa y decoramos con la crema que habíamos reservado haciendo unos puntos por encima. Cubrimos la fuente o el molde con un film de cocina y lo guardamos en la nevera durante al menos 6 horas hasta que se asiente o bien toda la noche. Una vez haya reposado el tiempo recomendado, está listo para disfrutar.