El hockey sobre césped es un deporte muy antiguo que lo practicaba gente de alto estatus social, aunque no se conoce su verdadero origen. Se tiene registro gráfico de dos personas utilizando palos con una pelota entre ellos en el Antiguo Egipto. Igualmente, existe un relieve de la Edad Media en Europa donde se pueden ver dos personas jugando.

Se cree también que se pudo haber originado en Asia Menor, en lo que hoy se conoce como rol e India y, de ahí, los colonos británicos pudieron haberlo adoptado y llevado a Europa.

Es así como, a finales del siglo XIX, se conforma la primera asociación de hockey sobre cesped.

Las selecciones nacionales de India y Pakistán han sido las grandes dominadoras mundiales de este deporte durante muchas décadas. En la actualidad, es un deporte olímpico y se celebran tanto campeonatos del mundo, como de Europa, América y América del Sur, además de las ligas de cada país.
Actualmente el hockey sobre césped internacional está dominado por los siguientes países: Alemania, Holanda, Inglaterra, España, Argentina, Australia y China.

La actual campeona mundial y olímpica en caballeros es Alemania, mientras que Holanda lo es entre las damas.

El hockey llega a Cataluña a principio del siglo XX, de la mano de unos estudiantes ingleses que lo introdujeron en la sociedad barcelonesa más acomodada. En paralelo, el año 1911 en Terrassa, el Ateneu Calasanci, una entidad cultural y deportiva local, decide practicar en la ciudad un nuevo deporte y elije el hockey.

Eran los inicios de los dos focos en los que se concentrará prácticamente la totalidad del hockey catalán: Barcelona y Terrassa, que desde entonces han mantenido una sana rivalidad tanto en lo que se refiere al número de fichajes y directivos como en resultados y títulos conseguidos. Destaca especialmente la gran afición en la ciudad de Terrassa, que cuenta con más fichas por número de habitantes y donde el hockey tiene hasta una calle.
Todo un estilo de vida que ha hecho famosa la frase: “en Terrassa los niños y niñas nacen con un stick bajo el brazo”.

En los años veinte el hockey ya se ha hecho un sitio definitivo en la vida deportiva catalana y diferentes clubs como el Polo, el F.C. Barcelona y el Pompeya en Barcelona o el Lluïsos, el Terrassa F.C. o el Calasancí en Terrassa crean secciones de hockey y comienzan a disputar los primeros campeonatos de Cataluña. En el año 1923 se constituye oficialmente la Federación Regional de Hockey de Cataluña siendo su primer presidente el Barón de Güell.

Mientras, en otros puntos del territorio español se ha ido desarrollando también este deporte, aunque en menor medida. Desde los inicios hasta nuestros días los jugadores catalanes han sido la base del hockey en el estado español, liderando nuestras selecciones las competiciones regionales y aportando el grueso de los jugadores que han representado a España en las competiciones internacionales.

Más información: catalunya.com