Técnicas milenarias y otras que no lo son tanto y que demuestran todo el poder que hay en nuestras manos.


Sus beneficios

Porque no solo nos ayuda a descargar la mente y el cuerpo de las tensiones cotidianas, laborales, sociales… sino que evitan que todo ese estrés pueda desembocar en contracturas o diversas dolencias.

Existen diversos tipos de masaje, desde el de relajación hasta el erótico, pasando por el específicamente terapéutico, el drenaje linfático o el deportivo, destinado a mejorar la actividad física.

Pero los masajes se pueden convertir en auténticas curas de belleza que hacen que nuestra piel resplandezca.

Y en eso hay auténticas maravillas, desde los masajes con cuencos tibetanos a los que se realizan con piedras calientes (o terapia geotermal), los balineses, los ayurvédicos… Hay infinitas opciones y puedes encontrar la tuya según tus necesidades o preferencias.

Nosotros te recomendamos acudir a un centro especializado o a un masajista profesional cuando quieres un tratamiento corporal completo, por ejemplo.

Pero en el mercado también encuentras productos específicos como masajeadores craneales o incluso de pies que puedes utilizar tú misma.

tailandes

Tailandés: Adiós al dolor de espalda

Cómo se hace

Se utilizan diferentes técnicas de manipulado muscular a través de estiramientos con partes del cuerpo del masajista como los pies, manos, rodillas… De esta forma mejoran las contracturas del cuerpo, especialmente de la espalda. Se lleva a cabo de pies a cabeza para que los músculos de todo el cuerpo se relajen.

Sus beneficios

Activa el flujo de la circulación sanguínea, elimina tensiones y se recupera el tono muscular, logrando soltar las articulaciones y evitar la rigidez que provoca lesiones futuras. Además, el masaje tailandés también sirve para mejorar el aspecto de la dermis dejando la piel más hidratada y previniendo la flacidez.

Ten cuidado si…

Tienes varices. La presión que se ejerce durante el masaje puede dañar aún más la vena o incluso desalojar algún coágulo venoso, llegando a causar la obstrucción del corazón, los pulmones o el cerebro.

shiatsu

Shiatsu: Para dormir mejor

Cómo se hace

El terapeuta realizará presiones moderadas con sus dedos y manos con lo que proporcionará calor en las zonas afectadas. A veces, tras las primeras sesiones los pacientes sienten cierto dolor o malestar, es normal y forma parte del proceso.

Sus beneficios

Mejora el estado general de nuestro organismo puesto que relaja, ayuda a liberar tensiones y reduce el estrés, tanto el físico como el emocional. Además, equilibra los sistemas nervioso, respiratorio y digestivo, favorece la circulación sanguínea, tonifica la musculatura, y evita la retención de líquidos.

Ten cuidado si…

Tienes alguna enfermedad degenerativa, hemorragias, lesiones externas, inflamaciones y afecciones agudas.

anticelulitico

Anticelulítico: Reafirma la piel

Cómo se hace

Se ejerce presión deslizada a la vez que se realizan movimientos lentos y profundos. Cuanto más lentos, más efectivos serán los resultados.

Sus beneficios

La presión ejercida y el tipo de movimientos actúa sobre las venas, los músculos y los vasos linfáticos contribuyendo a la eliminación de toxinas y con ello a la reducción de la celulitis. Este masaje contribuye asimismo a la mayor absorción de sustancias activas, así pues resulta muy útil contribuir a su efecto con algún producto anticelulítico en casa.

Ten cuidado si…

Tienes eczemas, quemaduras, heridas o alguna enfermedad circulatoria. También en caso
de estar embarazada se deben tomar algunas precauciones adicionales.