Me parece dificilísimo lo de meditar y llegar a dejar la mente en blanco, como si de un barrido de ordenador se tratara. Pero la realidad es que quienes lo practican, aseguran que equivale a varias horas de descanso, que ayuda a clarificar la mente y a respirar una calma y una tranquilidad con la que es más fácil tomar decisiones y desplegar la creatividad.

Pero en este número, no solo vamos a hablar de eso. Te proponemos un montón de ideas con un único objetivo: que te sientas mejor y, por contagio, lo extiendas a quienes te rodean. Te vamos a desvelar qué colores son los que mejor estado de ánimo te proporcionan, para que los escojas en la decoración de tu casa o en tu ropa.

Te sugerimos un plan para empezar a caminar a diario y que notes cómo mejora tu organismo, ideas para escaparte a destinos románticos, recetas saludables, sugerencias para llevarte bien con tus ex, alimentos que bajan el colesterol y la tensión, emocionantes testimonios reales que te van a reconciliar con el mundo…

Os aseguro que esta revista, como cada número que preparamos todas y cada una de las
personas que la hacemos, es un auténtico manual de optimismo que deberías empezar a practicar. El caso es hacer honor a nuestro nombre, y que Viva la Vida.