Esta hortaliza tiene vitaminas B que ayudan a eliminar la sensación de cansancio y suben el ánimo. Bajo su característico color morado se encuentra una hortaliza muy rica en vitamina C .


La lombarda, col morada o Brassica oleracea es una hortaliza que se cultiva a lo largo del litoral mediterráneo y no depende del tiempo de las estaciones, pues es de recolección bianual, es decir, necesira ser cultivada a lo largo de dos años. Si hay algo que caracteriza a esta verdura es la tonalidad morada que poseen sus hojas.

Su sabor es más bien dulce. Además, posee un efecto saciante situándose como un alimento recomendado a la hora de realizar alguna dieta. Asimismo, uno de los rasgos que juega a su favor es su poder de conservación. A diferencia de otras verduras o frutas, la lombarda puede mantenerse en perfecto estado, envuelta y protegida en la nevera, durante dos o tres semanas.

Esta hortaliza cocida suele gozar de cierto protagonismo en las copiosas comidas de Navidad, gracias a su bajo aporte calórico por tener un bajo nivel de hidratos de carbono.

Rica en vitaminas

La lombarda es una de las hortalizas con una de las dosis más altas de vitamina C y ácido cítrico, que actúa como antioxidante. Además, también posee altas cantidades del complejo de vitamina B, en especial, de la B12. Esta última es la encargada de aportar energía al cuerpo, ayudando a eliminar la sensación de cansancio y debilidad que, en ocasiones, puede tener el cuerpo humano.

Recomendada en las dietas

Otra de las características que definen a estelimento es que está aconsejado en dietas. El motivo recae en su alto contenido en fibra, que regula el tránsito intestinal y, además, apenas tiene 30 calorías Este ingrediente se suele utilizar para combatir, por ejemplo, la obesidad, ya que tiene la capacidad de saciar el apetito y, además, aportar las calorías necesarias que exige el cuerpo humano.

Antioxidante

El color violeta es el sello característico de esta verdura. Esta tonalidad la adquiere porque posee una alta carga de antocianina. Uno de los pigmentos mejor valorados por su capacidad antioxidante que previene al organismo de un futuro daño celular y de sustancias tóxicas.

Para el embarazo

Comer lombarda durante la gestación es un buena manera de proteger el desarollo del feto, ya que contiene una alta cantidad de ácido folico, sustancia recomendada durante el embarazo para prevenir posibles malformaciones del sistema nervioso central del bebé.
También, posee una alta cantidad de magnesio que favorece la formación de huesos y cartílagos.

Efecto anticancerígeno

El consumo de la lombarda puede ayudar en el tratamiento de cáncer de próstata, colon y vejiga gracias a la presencia de sinigrina que interviene en el proceso digestivo.

Buena para la vista

La ingesta de lombarda aporta grandes beneficios en la vista, gracias a las antiocinas que contiene esta hortaliza, ideal para tratar la vista cansada y los glaucomas por la protección que ejerce sobre los capilares.

SU COLOR CARACTERÍSTICO

A diferencia del repollo blanco, la lombarda es de color violeta gracias a las antocianinas que posee en su composición. Estos pigmentos le proporciona propiedades antioxidantes y antivirales al cuerpo. Además, refuerza el sistema cardiovascular.

lombarda

La receta: Crema de col lombarda

Ingredientes:
½ col lombarda
2 cebolletas
½ manzana en dados
1 cuch. de azúcar moreno
½ cucharadita de cominos
½ cucharadita de clavo molido, sal, pimienta
½ vaso de leche
4 cucharadas de aceite
mousse de crema de queso

Preparación:
Pelar y cortar las cebolletas en rodajas finas. Quitar las hojas exteriores de la col y la parte del tronco duro, cortarla en juliana. Freír en una cazuela la cebolleta, añadir la col y la manzana pelada, rehogar hasta que se ablanden un poco e incorporar las especias, el azúcar, sal y pimienta. Cubrir de agua y cocer tapado 15 minutos. Triturar, añadir la leche y dar unos hervores para que recupere el color. Servir la crema con un montoncito de queso.