Te diré que son las tres mentiras más grandes que existen, las tres excusas universales que no distinguen cultura, educación o sexo. Son creencias limitadoras, es decir, algo que pensamos que es real, que no se puede cambiar y que no nos deja avanzar en algún aspecto de nuestra vida.

Pensamos que es así, sin discusión y sufrimos cada día las consecuencias de creerlo. Es el momento de cambiar estas creencias, estas mentiras que no nos dejan vivir en paz.

MENTIRA 1: NO TENGO SUFICIENTE TIEMPO
Cuando alguien me dice que no tiene tiempo suficiente para caminar media hora al día le pregunto lo siguiente:

¿Si tuvieras que caminar media hora al día para ir a un lugar donde te espera un sobre con 6.000 euros, lo harías? ¿Sacarías esa media hora de debajo de las piedras para conseguir ese sobre? ¿Irías todos los días o quizás solo una vez a la semana? ¿Caminarías con alegría? La respuesta siempre es la misma: Sí, caminaría media hora cada día para conseguir ese sobre con dinero.

Entonces, ¿no caminas media hora al día porque no tienes tiempo o porque no tienes motivación? El deseo mueve montañas y aquí se demuestra. Todos tenemos el mismo tiempo, 24 horas al día. No cambia de un país a otro ni de un continente a otro, siempre es así.

La próxima vez que pienses “No tengo tiempo”, por favor, observa que es una creencia, que no es real, es una excusa…  Y, si realmente te interesa, busca una motivación para sacar el tiempo “de donde sea” y hazlo.

MENTIRA 2: NO SOY FELIZ PORQUE NO TENGO DINERO
Esta es otra frase con la que me encuentro constantemente. Y es otra gran creencia que nos limita en nuestro día a día.

Recuerda tres momentos muy felices de tu vida. ¿De dónde venía la felicidad? ¿Del dinero? ¿O quizás de cómo te sentías y de disfrutar de las personas que estaban contigo en ese momento?

Los grandes momentos de felicidad son sencillos y gratis. Son reírnos con nuestros amigos, estar a gusto con la familia, abrazar a la persona que amas, sentir el sol en la espalda, respirar aire puro… Vivir el momento presente.

No caigas en la trampa de “no tengo suficiente dinero para ser feliz”. Si quieres más dinero, haz cosas distintas a las que has hecho hasta ahora, utiliza tu creatividad, tu ingenio, pide ayuda… ¡Muévete! Pero no caigas en el lamento y en la queja porque te quitan energía y no te va a ayudar a sentirte mejor.

MENTIRA 3: SOY DEMASIADO MAYOR
Hace unos días estuve con un amigo que tiene 98 años y me dijo que estaba en el mejor momento de su vida, que se sentía lleno de energía y con ganas de vivir. Le pregunté cuál era el secreto para mantener ese espíritu joven y me dijo:

-“Tener entusiasmo por algo en la vida, ya sea un hobby, el deporte, la pintura, cocinar, arreglar el jardín… La persona que vive con entusiasmo jamás envejece”.

Tengas la edad que tengas, tienes la edad perfecta para el momento que estás viviendo.

Si no tienes ilusión por nada, si vives en piloto automático como si tu día a día fuera plano y todo se repite una y otra vez, plantéate un cambio ya, hoy mismo. Busca algo que te entusiasme y si no encuentras nada, no te preocupes, empieza a probar algo nuevo y probando probando encontarás algo de esta vida que realmente te guste y podrá llegar a entusiasmarte.

Pero… ¿de verdad no hay nada que te entusiasme o lo dejaste atrás? ¿Lo olvidaste? ¿Lo dejaste enterrado en tu en tu niñez, en tu juventud… y ahí se quedó abandonado para siempre? Sea lo que sea, recupéralo. ¿Te parece una tontería o una locura? Mucho mejor, recupéralo ya. Seguro que es importante y va a ser el primer paso para vivir con ilusión y entusiasmo.

Cuando te digas a ti mismo que no tienes tiempo, que no tienes suficiente dinero para ser feliz o que eres demasiado mayor para algo, por favor, date cuenta de que es una excusa y busca otra respuesta, una más sincera, una más real y observa qué hay debajo de esa nueva respuesta.

Ahora es el momento de dejar las excusas atrás y de vivir con entusiasmo.

¿Cuál de estas tres excusas utilizas más en tu vida diaria? ¿Estás dispuesto y dispuesta a cambiar algo respecto a estas tres creencias? ¿Qué primer paso vas a dar?

Espero tus comentarios, ¡MUCHAS GRACIAS!