Los científicos acaban de descubrir que los microbios que habitan en los intestinos de las
personas pueden ofrecernos pistas sobre nuestra salud futura. Dos nuevos estudios han
hallado que nuestro microbioma (la combinación de microbios en el intestino) puede revelar mejor que nuestros genes la presencia de numerosas enfermedades, hasta el punto de poder predecir nuestro riesgo a morir en los próximos 15 años.

En el primer estudio, los científicos revisaron 47 informes que analizaban las diferentes
asociaciones entre los genomas colectivos de las bacterias intestinales y 13 enfermedades
comunes. Entre estas se hallaban la esquizofrenia, la hipertensión y el asma, todas ellas
consideradas enfermedades complejas ya que son causadas pòr factores ambientales y
genéticos.

La firma genética de las bacterias intestinales resultó clave para identificar a una persona
sana de una enferma. Una diferenciación un 20% mejor con respecto a los genes de la
persona. El perfil genético de una persona solo superó al microbioma para predecir si
alguien tenía diabetes del tipo 1.

Uno de los autores del estudio, el biólogo computacional de la Facultad de Medicina de
Harvard, Braden Tierney, asegura que si bien el análisis es preliminar es un trabajo que
podría beneficiar a las personas. A partir de esta fórmula, se puede utilizar tanto el
microbioma como la genética humana para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

No obstante, el investigador de microbiomas del Centro de Microbiología de Lovaina, Jeroen
Raes, asegura que los científicos aún no saben tanto sobre el funcionamiento del
microbioma. La comparación entre el microbioma y la genética, en palabras de Raes,
resulta todavía arriesgada.

Eso sí, según Raes, una de las ventajas del microbioma es que se ve afectado por el
entorno de una persona. Como tal, puede predecir mejor las enfermedades que tienden a
tener grandes componentes ambientales.

El segundo estudio
En el segundo estudio, los investigadores observaron los vínculos entre el microbioma de
una persona y su esperanza de vida. Los datos revelaron que las personas con una
abundancia de bacterias intestinales poseen un 15% más de probabilidades de morir en
los próximos 15 años.

Los vínculos entre las bacterias intestinales y el mayor riesgo de morir en un plazo de 15
años ha impresionado a los científicos. Aún no está claro por qué el microbioma se
relaciona con la muerte y las enfermedades. Es posible que las bacterias estén causando
estas enfermedades o sean capaces de acortar la vida de las personas. Pero quizás tan
solo reflejen lo que está sucediendo en el cuerpo.