El mapa de Peters es una proyección cartográfica que apareció por primera vez en 1855
gracias a James Gall y que tuvo su continuación con Arno Peters en 1974. Una proyección o mapa terrestre que conserva la proporción entre las áreas de las distintas zonas de la Tierra. Esta es precisamente una de las razones por las que tiene un aspecto distinto al de los mapamundis convencionales.

El mapa terrestre que siempre se ha utilizado (Mercator) respeta la forma de los
continentes, pero presenta distorsiones en sus tamaños. Es por esto por lo que Europa y
América del Norte se ven más grandes de lo que realmente son y Alaska más extensa que
México, cuando en la realidad no es así.

Este mapa terrestre se basa en la proyección que elaboró en 1569 el cartógrafo Gerardo
Mercator. Un mapa en el que también podemos ver cómo África es más pequeña de lo que
en realidad es.

El mapa de Peters
La principal característica del mapa de Peters, en cambio, es que la escala vertical de las
regiones cercanas al ecuador se aumenta para compensar el estiramiento en horizontal de
las regiones templadas. Esto es lo que produce precisamente la peculiar deformación que
se aprecia en África y Sudamérica.

El mapa terrestre de Peters, por tanto, muestra la verdadera proporción y el tamaño más
preciso de los países, continentes y océanos. Sin ir más lejos, en el mapa de Mercator
Groenlandia parece tener el mismo tamaño que África, cuando en realidad este último
continente es 14 veces más grande que la isla del norte de Europa.

La proyección de Peters lo que hace es corregir de forma matemática la distorsión de las
latitudes altas, ya que las representa hasta los 90 grados. De esta manera, se convierte en
la proyección que menos deforma las escalas, especialmente en las latitudes medias.

Ventajas de la proyección de Peters
Si nos fijamos más atentamente en este mapa terrestre de Peters, su forma rectangular y la presencia de cuadrillas paralelas hacen que la proyección parezca un poco más
desproporcionada en los polos y en el ecuador. Sin embargo, los tamaños de los
continentes y de los países son los más correctos.

Al proyectar una imagen más real, el mapa de Peters es uno de los más utilizados a la hora de realizar estudios e investigaciones dentro del mundo de la cartografía terrestre. No así en la mayoría de las escuelas y centros educativos, ya que aquí el modelo que se suele emplear es el de Mercator. De ahí que no todo el mundo conozca precisamente la verdad
sobre el mapa de Peters.

La proyección de Peters no solo nos permite comparar un país con otro de forma más real,
sino que también refleja una mayor precisión geográfica.

En definitiva, puede decirse que la proyección de Peters es la que más se ajusta al mundo
real. Un mapa rectangular del planeta cuyas proporciones de territorio no se ven alteradas
por la forma esférica de la Tierra.