Una de cada dos mujeres con pérdidas de orina utiliza productos de higiene menstrual como protectores,  pese no ser los más adecuados para este problema por no estar preparados para absorber, retener y bloquear el desarrollo de olor.

Una constante a la que se enfrentaban estas mujeres era la ausencia de productos que, además de proporcionar una protección adecuada frente a las pérdidas de orina como ya venían haciendo los productos de la gama Tena, ofrecieran además un plus estético. Hasta que llegó TENA Silhouette.

Una de cada dos mujeres con pérdidas de orina, utiliza productos de higiene menstrual para combatirlos aunque no están indicados para ello, pues no absorben la orina, al margen de la escasa elegancia con que se presentan. Y eso puede convertirse en un problema de confianza, ya que condiciona sobremanera incluso la ropa que pueden ponerse.

Por eso, las nuevas braguitas TENA Silhouette suponen un paso adelante en seguridad, confort y sobre todo feminidad. Porque son braguitas desechables ergonómicas, que se ajustan a todo tipo de cuerpos de mujer y que cumplen la doble misión de resultar elegantes y realizar, con discreción, su función de proteger, absorber y neutralizar.

Como una prenda de lencería
Elaboradas con un material elástico, TENA Silhouette presentan un núcleo absorbente que atrapa rápidamente las fugas y neutraliza los olores, para disfrutar de la máxima discreción. Pero además, presentan un elegante diseño muy femenino de talle bajo, como una prenda de lencería, que potencia la feminidad y permite que pueda utilizarse con cualquier tipo de ropa, por muy ajustada que ésta sea.

Con TENA Silhouette se acabó la tiranía de los look anchos o la falta de ganas de querer lucir un bonito conjunto de ropa interior. Acabadas en color crema o negro, que apenas abulta, está disponible en dos tamaños, mediano y grande, para adaptarse a la fisonomía de cualquier mujer. Se pueden adquirir en farmacias y supermercados.