Es una de las zonas más seductoras de nuestro cuerpo, pero también de las que antes acusa el paso del tiempo. Te contamos cómo cuidarlo para presumir de escote esta primavera.


Firme, sin arrugas, luminoso… así debe estar el escote para poder presumir de él esta
próxima primavera. Sin embargo, en esa zona no hay músculos que la sostengan y la piel tiene menos cantidad de glándulas sebáceas, por lo que el paso del tiempo y los factores ambientales provocan que se deshidrate con mayor facilidad, pierda firmeza y aparezcan
las arrugas, manchas y el descolgamiento.

También tiene un menor número de fibras de colágeno y elastina, lo que repercute en una piel poco elástica, que sufre de manera muy significativa con los cambios de peso. Pero
tranquila, si sigues estos consejos conseguirás un conseguirás rejuvenecer tu escote en poco tiempo.

  1. UTILIZA LAS CREMAS ADECUADAS

    Las cremas específicas para la zona de cuello y escote son esenciales. A partir de los 40 años debes aplicártelas todos los días (pero hasta esa edad es suficientecon que uses la misma crema del rostro). Utiliza aceites regeneradores y cremas más untuosas, ya que cuentan con una mayor concentración de activos y penetran con mayor facilidad en la piel. Tampoco te olvides del sérum, que tiene componentes antiedad ideales para esa zona. Elige los que sean ricos en vitamina C y ácido hialurónico, combaten la aparición de arrugas y le aportan hidratación y brillo a la piel.

  2. PROTÉGELO DEL SOL

    La dermis del cuello y el escote es muy fina, por lo que es una de las más sensibles a la
    exposición solar, dado que las radiaciones ultravioletas penetran más fácilmente hasta la profundidad. Más del 80% del envejecimiento cutáneo se produce por un exceso de sol. Por ello, siempre que lo luzcas, protégete con cremas de pantalla total SPF 50 y renueva su aplicación cada 2 o 3 horas, ya que es cuando empieza a disminuir su eficacia

  3. EJERCICIO CLAVE

    Al menos 3 veces por semana realiza este ejercicio en casa: tumbada boca arriba, pon una pesa en cada mano (de no más de 4 kilos, también puedes utilizar botellas si no tienes) estira los brazos hacia fuera y levántalos hasta que llegue la altura del pecho. Repite dos series de 15 cada una. ¡Conseguirás tonificar y combatir las arrugas!

Un aliado muy efectivo son los sujetadores

Para mantener nuestro escote terso y sin marcas nace NightBra, de la mano de la especialista en Ginecología y Anatomía Patológica, la doctora Elisa Fernández. Este sujetador evita los pliegues por la noche y nos ayuda a mantener la postura durante el día.

NightBra no tiene copas, por lo que aunque duermas con él no tendrás la sensación agobiante de dormir con un sujetador normal. Dibuja a la perfección nuestro escote y se adhiere a la piel dibujando el contorno de nuestro pecho sin realizar presión. Su material totalmente elástico y transpirable no hace pliegues.

Es por eso que la superficie del escote permanece tersa toda la noche. El NightBra también es apropiado como remedio en los días de calor para las mujeres de pecho generoso. Por su forma ayuda a que no se genere tanto calor en el canalillo y evitando la aparición de ronchitas.

Ahora NightBra también te hidrata con su modelo Aloe Vera, en el que la microcápsulas de esta planta van liberando su acción hidratante mientras lo utilizas. Elige el modelo que más te guste y pruébalo. Tu satisfacción está garantizada, pronto verás los resultados.