Hay que ponerse manos a la obra para lucir tripa lisa o, al menos, sin flacidez este verano. Estos ejercicios (realizados a diario) durante al menos seis semanas, te ayudarán a lograrlo. Empieza hoy.


No se trata de lucir un abdomen musculado ni mucho menos, pero sí al menos, de tener una tripa fuerte, sin grasa y sin flacidez. Un combo de dieta moderada y equilibrada rica en proteínas y pobre en grasas, cosméticos específicos y ejercicio (mucho ejercicio…), obrarán el cambio.

Acumulamos grasa

A partir de los 45 años, el almacenamiento de grasa en el cuerpo sufre alteraciones respecto a su lugar de ubicación. Es cierto que los hombres tienden a acumular más en la barriga, mientras las mujeres más en flancos y cartucheras. Pero, tras el invierno, todos acumulamos al menos un kilo de grasa abdominal que hay que intentar eliminar por motivos de estética, pero también de salud.

Acumulo de gases fruto de la mala alimentación y de la vida sedentaria, cambios hormonales, malos hábitos, retención de líquidos, falta de ejercicio, flacidez… Todo ello son causas que alimentan la aparición de la molesta barriguita. Aunque cada caso es un mundo, es cierto que una dieta protéica y ejercicio mejoran la situación.

Necesitas proteínas

Tu cuerpo comienza a producir más insulina a medida que envejece, ya que tus músculos y células de grasa no responden de igual manera que cuando eran jóvenes. Y la insulina promueve el almacenamiento de grasa, especialmente alrededor de su vientre. Una dieta alta en proteínas protege contra la resistencia a la insulina. El ejercicio a diario hará el resto. Apunta estas rutinas.

crunches

1- Crunches

Cómo hacerlo: Túmbate en un banco o una colchoneta y, con las piernas flexionadas, los pies apoyados en el suelo y las manos detrás de la cabeza o cruzadas en tu pecho, empuja la espalda baja hacia atrás y luego despega la espalda alta del suelo empujándola hacia delante.

Beneficios: Conseguirás trabajar de manera global la musculatura de la parte superior del cuerpo, sobre todo la zona abdominal. Deberás notar una fuerte presión abdominal, signo de que el ejercicio se está realizando correctamente.

plancha lateral

2- Plancha lateral

Cómo hacerlo: Acuéstate de lado con una mano apoyada en el suelo y la otra pegada al cuerpo, elévate hasta que solo mantegas apoyado el brazo y los pies en el suelo. El brazo que está reposado en el suelo deberá flexionarse por completo. Mantén la postura 30 segundos.

Beneficios: Trabajarás los abdominales oblicuos y laterales. Es uno de los ejercicios abdominales más efectivos. Es probable que te resulte un poco duro. No te fuerces si te cuesta acabarlo.

3- Plancha alternada

planchaCómo hacerlo: Apoya piernas y brazos estirados. Levanta el brazo derecho apuntando hacia delante y alineado con tu pierna izquierda levantada. Sostén la posición.

Beneficios: Repite con ambos brazos y piernas para que el resultado sea equitativo. Recuerda que estimula tu capacidad para mantener el equilibrio. Además, este ejercicio fortalecerá y dibujará mejor la musculatura de tus brazos.