Cerca de un 30% de la población española la padece. Te explicamos qué la produce y cómo puedes combatirla. ¡Toma nota de nuestros consejos!


EL cambio de estación es el causante de esa apatía que se denomina síndrome afectivo estacional. Los cambios de ritmo provocados por la disminución de horas de luz y por la llegada del frío son el origen de este trastorno psicológico que afecta cada vez a más personas.

¿Por qué ocurre?

La causa de esta tristeza se encuentra en nuestro organismo. Y es que, dependiendo de la luz solar que nos llega, el cerebro envía órdenes a las hormonas, en especial a la melatonina. Esta aumenta con la reducción de luz y este incremento, a su vez, provoca una bajada de serotonina, también conocida como la hormona de la felicidad.

Pero… ¿sabes cómo puedes plantarle cara?

  • No dejes de tomar el sol. Está demostrado que tomar 20 minutos de sol al día eleva el estado de ánimo positivo. Y, aunque en otoño haya menos horas de luz, España es uno de los países con mejor temperatura y más radiación de Europa, por lo que una buena
    idea es aprovechar el descanso de la comida para dar un paseo. Este pequeño gesto te ayudará a cargar pilas para afrontar el resto del día.
  • Échate la siesta. El sueño ayuda al cuerpo y a la mente a recuperarse del cansancio de cada día. Además, descansar bien también influye positivamente en nuestro estado general de ánimo. Cuando nos privamos de horas de sueño, las conexiones neuronales se ven muy afecta das, provocando sensaciones de irritación, tristeza y angustia. Por ello, si alguna noche no has descansado como deberías, no dudes en echarte la siesta, eso sí, con 30 minutos es suficiente.
  • Haz ejercicio. Corre bien abrigada, haz unos cuantos largos en la piscina, apúntate a clases colectivas en el gimnasio… No importa la actividad que elijas, lo que cuenta es que disfrutes y consigas liberar endorfinas para eliminar las tensiones del día a día. No hay excusas, siempre puedes sacar algo de tiempo, con dos o tres días por semana basta.
  • Dedícate tiempo. Sal a cenar, vete de compras, date un buen masaje, disfruta de una sesión de cine o teatro… Hay muchas cosas que puedes hacer también en esta época. El objetivo es mantener la mente ocupada y dedicarte tiempo.
  • Come chocolate. Además de su irresistible sabor, el chocolate tiene la capacidad de aumentar la producción de serotonina en el organismo, una hormona que proporciona alegría y bienestar al instante. Eso sí, para aprovecharte de todas sus propiedades elígelo siempre con un 70% de cacao puro como mínimo.

INTENTA ACOSTARTE Y LEVANTARTE SIEMPRE A UNA HORA FIJA, PARA NO ALTERAR TU RITMO CARDÍACO

Te ayudarán: