Este 5 de noviembre se celebra el Día del Cuidador, dedicado a la labor de todas las personas que cuidan a personas que por motivos de edad, discapacidad o dependencia no pueden hacerlo por ellas mismas.


Ser cuidador llega de repente y nadie nos forma para serlo: ni en la parte práctica ni emocional.

Cómo funciona la parte emocional

  1. Trabaja en reconocer que es un duelo y como tal debes pasar por todas las fases propias de ello. No te consideres peor persona por pasar por situaciones de negación o de rechazo.
  2. Prepárate para pasar por las fases propias de la pérdida de un ser querido tal y como tú lo conocías. Es más fácil afrontar las etapas si previamente sabes que vas a pasar por ellas. Normalmente estas etapas coinciden con las que la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross destacaba: negación, ira, negociación, la depresión y por último la aceptación.
  3. Permítete recorrer e ir aceptando lo que sientes sin prisas, sin culpas y sin juicios. Cuanto antes aceptes la realidad de lo que te está pasando antes podrás entregarte a la tarea de cuidar sin que te dejes tu salud por el camino. Muchas veces la culpa, la rabia, no te deja avanzar y es por ello que los cuidadores acumulan gran cantidad de ansiedad y depresión haciendo incluso que lleguen a enfermar.
  4. Entiende que la situación es una situación de dos: no hay cuidador sin persona a cuidar y viceversa. La labor es conjunta. Tú salud, por tanto, también es importante. Si necesitas pedir ayuda para afrontar esta etapa no te sientas culpable. Haz siempre lo que creas mejor para ti.

… y en la parte práctica

  1. Cuando te ves inmersa en esta labor de cuidar necesitas buscar a gente que se encuentre en la misma situación que tú. Es importante compartir tanto a nivel emocional como a nivel práctico la forma de cuidar a una persona.
  2. Busca las asociaciones que haya en tu ciudad relacionadas con la enfermedad.
  3. Busca toda la información que puedas recopilar sobre la enfermedad y los estadios por los que la persona a cuidar vaya a pasar. Nuestro cerebro es vago y tarda en procesar todo aquello que es desconocido. Cuanto más sepamos lo que nos vamos a encontrar, más fácil será el hacerlo y aceptarlo cuando llegue el momento.
  4. Pide ayuda a la asistente social o la enfermera en tu ambulatorio para que te de consejos básicos sobre higiene o sobre movilidad. Muchas veces unos pequeños trucos son suficientes para hacer más llevadera la situación.
  5. Pide subvenciones monetarias en tu comunidad autónoma o que cubran una serie de horas que puedan ayudarte en tu función de cuidador.

¿Qué debo hacer para ser un buen cuidador?

No olvidarte que como cuidador cuidas y proteges a una persona que por sus circunstancias no puede hacerlo por él o por ella misma pero que sigue siendo una persona con sus necesidades y sus sentimientos. Si tú estás perdida y muchas veces quieres tirar la toalla entiende que tampoco es fácil para ellos:

  1. Procura hablarles con cariño.
  2. Mírales directamente a los ojos. Entienden muchas veces más con una mirada que con una parrafada que les dediques.
  3. Anticípales lo que vas a hacer. Ya sea ducharle, vestirle o darle la comida. El cerebro necesita adaptarse y el cerebro percibe mediante pequeños estímulos que es la hora del paseo, la hora de la comida o la hora del baño si sabes trasmitirlo con mimo.
  4. No grites. Intenta no alterarte nunca delante de ellos. Trasmites tensión y harás que la persona que cuidas esté más alterada e intranquila y que al final te cueste más realizar las tareas.

Para saber más

  1. Cruz Roja española ha desarrollado una web con información y teléfonos que pueden ayudar en la labor de cuidar www2.cruzroja.es/sercuidadora sercuidadora@cruzroja.es
    Tel. gratuito: 900 365 100
  2. La web www.pacientesycuidadores.com te da consejos prácticos muy útiles para el cuidado de la persona.
  3. Castilla y León ha desarrollado una serie de manuales con recomendaciones para personas cuidadoras. www.saludcastillayleon.es/aulaPacientes/es/cuidados-recomendaciones/personas-cuidadoras
  4. También puedes acudir a www.elrincondelcuidador.es/ para encontrar ayuda extra cuando la necesites.

Puedes encontrar más información y tema de tu interés en la Revista Viva la vida de este que ya está a la venta. Además, tienes la opción de llevarte especial DIANA DE GALES junto a tu revista de salud.