Energías negativas, estrés, demasiado trabajo y muchas preocupaciones… Dile adiós a las malas sensaciones y encuentra en tu interior el equilibrio emocional y personal que necesitas para sentirte cómoda con tu cuerpo y segura de ti misma.


Estar bien y vivir mejor ya no es un inconveniente. Es momento de pensar en nuestra salud, de preocuparnos no solo por nuestras dolencias físicas sino también por lograr un equilibio entre nuestro cuerpo y nuestra mente. La medicina alternativa, mediante tradiciones antiguas de relajación, otorga beneficios al organismo.

No solo alivia males físicos, sino que ayuda a desbloquear y movilizar la energía estancada. En este tipo de tratamientos, se atiende al paciente en forma integral, estudiando si el problema tiene origen emocional, mental o físico, dando lugar a la teoría de que muchas enfermedades son más emocionales que corporales.

Música, flores, energía, meditación, agua… suena más que bien. Estas cosas tan agradables tienen propiedades curativas que pueden ayudarte a ser más feliz y sentirte mejor.

reiki

Gana paz y vitalidad: reiki

¿Qué es reiki?

Es energía de alta frecuencia que está presente en todo el cosmos, en el universo. La energía vital que es irradiada por toda forma de vida. Requiere decir energía universal, KI es la energía vital, la energía personal que cada uno tenemos.

¿Para qué sirve?

Actúa como una fuerza que equilibra y mantiene todo en un estado de unión y armonía. Nos aporta paz y equilibrio y eleva nuestra energía personal a todos los niveles: físico, mental, emocional. Nos ayuda a no repetir patrones negativos que nos causan malestar.
El Reiki fomenta estados de coherencia interior, vitalidad y salud.

Una persona que presente un desequilibrio energético con predominio de energía YANG, puede acabar desarrollando impaciencia, intolerancia o hiperactividad. Otra con predomino YIN puede desarrollar apatía, tristeza o melancolía. Reiki equilibra estos estados. Penetra en el cuerpo, a través de los meridianos energéticos y los chakras, equilibrando para mantener un estado de paz y armonía.

Al pasar por una parte de nuestro campo energético que se encuentre afectada o en
desequilibrio, eleva nuestro nivel vibracional para que nuestros pensamientos y emociones se liberen y consigamos el equilibrio perfecto.

¿Cómo se practica?

Se posan las manos en cada uno de los siete centros energéticos (chakras) que hay en el cuerpo, o en la zona afectada. La cantidad de energía que fluye es determinada por quien la recibe.

¿Cada cuánto tiempo?

Se puede aplicar diariamente, no tiene efectos secundarios. Es complementaria a otros tratamientos, aunque también se puede utilizar por si sola.

Beneficios

Aumenta tu energía y tu nivel vibratorio, elevando así tu autoestima. Además, te ayuda a modificar actitudes y comportamientos negativos. El efecto general que se consigue con reiki es una sensación de paz y tranquilidad. Armoniza cuerpo y mente, siendo un gran apoyo en nuestro camino de crecimiento personal.

Relajación: reflexología podal

¿Qué es la reflexología podal?

Su origen está en China, pero también se practicaba en Egipto, India, Ceilán (la actual Sri-Lanka), Kenia y en ciertas tribus de los indios americanos. Es el tratamiento de algunas enfermedades o dolencias por medio de masajes en determinados puntos de los pies.
reflexologiaCada punto tiene una correspondencia con el cuerpo. Los dedos de los pies reflejan la cabeza, el cerebro, los ojos, la nariz, la boca y los senos, y las plantas de los pies los órganos internos. Los talones equivalen a la zona pélvica, incluyendo los órganos de reproducción y eliminación. Por último, la columna vertebral se refleja en el borde óseo de la cara interna de ambos pies, desde el dedo gordo hasta el hueso del talón.

¿Cómo se practica?

Se realizan pequeñas presiones y masajes en esos puntos reflejos que se corresponden con el cuerpo, para estimular y activar la energía. También se estimula el sistema nervioso central, favoreciendo la circulación sanguínea y la relajación. Se comienza por el pie izquierdo y posteriormente se trabaja el derecho.

¿Cada cuánto tiempo?

Se recomienda una o dos sesiones por semana, dependiendo de las necesidades de cada uno. La primera sesión sería de 90 minutos, y las siguientes de una hora aproximadamente. Lo recomendable es aplicar un total de 10 o 12 sesiones, pero es orientativo.

Beneficios

Reduce los efectos dañinos del estrés y la tensión emocional. Mejora la función inmune y purifica el cuerpo. Alivia el dolor gracias a que las presiones realizadas en los determinados puntos son capaces de liberar endorfinas, sustancia que segrega el encéfalo para atenuar el dolor.

Mejora los problemas de ansiedad, migrañas, trastornos digestivos y dolores de espalda. Ayuda a disminuir los dolores premenstruales y regula nuestro organismo. Además, induce a un profundo estado de relajación y bienestar.