Una de las zonas del rostro más cuidadas en la actualidad es, sin duda, la mirada. Con el invierno a la vuelta de la esquina debes tener cuidado, ya que las bajas temperaturas pueden llegar a debilitar tus ojos y, por ende, tus pestañas. Hoy por hoy existen numerosos tratamientos para lucir una mirada que hipnotiza y, como complemento, sería ideal cuidar los ojos a través de varios consejos y rutinas a implementar cada día. Te explicamos cómo hacerlo ¡Presta atención!

En primer lugar, desmaquilla y limpia tus pestañas diariamente: para evitar la caída de las pestañas debes eliminar siempre el maquillaje, así como los restos de sombras o máscara de pestañas. Desde Wiñk, expertos en belleza ocular, también se recomienda cepillarlas cada noche. Es la zona más sensible (y más en invierno, que se resecan con las bajas temperaturas), por lo que debes usar un desmaquillante delicado con ellos.

Limpia cada ojo con un algodón diferente, eliminando primero el eyeliner, después la sombra de ojos y, por último, las pestañas. Es importante quitarse bien la máscara de pestañas, porque si no éstas se debilitan.

Para evitarlo, puedes aplicarte un fortificante de pestañas, para lograr unas pestañas más fuertes y largas. La aplicación se realiza mañana y tarde, después de la rutina habitual de limpieza de la piel. Debes pasar el producto a lo largo de la línea base de las pestañas, tanto superiores como inferiores. Así el suero se distribuirá de manera uniforme y precisa. Si quieres, puedes repasar las pestañas de arriba abajo.

Captura de pantalla 2022-11-23 a las 18.07.17
Wiñk

En segundo lugar, utiliza aceites naturales para cuidar tus pestañas. Por ejemplo, el aceite de oliva,conocido por todos, contiene múltiples propiedades nutritivas que aceleran el crecimiento de las pestañas y las fortalecen desde la raíz. Lo perfecto es que apliques una pequeña cantidad en las yemas de los dedos y, posteriormente, masajees con mimo las pestañas cerca de 1 minuto.

También es muy bueno el de almendras de origen 100% natural y el de jojoba que es muy rico en ceramidas, un ácido graso esencial que nutre las pestañas. Sumerge un disco de algodón en el aceite y aplícalo sobre las pestañas, desde las raíces hasta las puntas.

Usa lágrimas artificiales, sigue una dieta equilibrada y cuida tus ojeras

Las lágrimas artificiales son muy útiles ante los síntomas de sequedad o picor en los ojos que pueden llegar a producirse en los meses más fríos del año. Además, las bajas temperaturas obligan a que la mayoría de los lugares enciendan el aire acondicionado. Los ojos se ven afectados, ya que el aire caliente reseca también, -aunque menos que el aire frío-. La mejor solución contra el ojo seco es el uso de lágrimas artificiales. Estas ayudan a hidratar la superficie ocular y a disminuir la concentración de alérgenos y partículas.

No olvides las gafas de sol. En invierno es fundamental proteger los ojos con gafas de sol homologadas, filtros adecuados y adquiridas en centros especializados, para evitar que se produzcan daños en los ojos.

Y, por supuesto, no descuides las ojeras. Pueden surgir por muchos motivos más allá del cansancio. La piel del contorno de ojos es especialmente fina y sensible, lo que implica que requiere cuidados específicos y tratamientos que aporten texturas más ligeras y respetuosas con la piel.

4507e16d-51e9-4b7f-b4a2-9d1d729d80f5@augure
Ringana

El cambio de estaciónes el momento más estresante del año por excelencia, y la prueba de ello es la aparición de ojeras en el rostro. Para decir adiós los hinchazones y las ojeras puedes optar por cosmética de calidad. Por ejemplo, el FRESH eye serum de Ringana (42,80 euros) que reafirma el contorno de ojos y reduce arrugas de deshidratación y ojeras. Cuenta hierba de los dientes, el ácido hialurónico y los péptidos naturales. También con cafeína, la cual ayuda a estimular la microcirculación y deshinchar la zona de las ojeras.