Nacemos repletos de felicidad del SER y manipulados por la industria y por la sociedad de consumo y borrachos de la felicidad del tener, nos hemos olvidado de ella. Nos frustramos porque basándonos en la felicidad de tener nunca seremos realmente felices.

La felicidad del SER es la felicidad que no se puede manipular ni modificar, no es negociable y está siempre contigo, estés en la situación que estés. La has dejado dormida en algún lugar de tu interior, la has ignorado y ahora te sientes perdido, solo y desconfiado porque no la encuentras.

Cuando vives en la felicidad del SER sientes confianza en la vida, en las demás personas y en ti mismo. Reconoces esta felicidad en ti cuando te sientes pleno y completo, confiado, comprensivo, compasivo y con una alegría serena aún cuando las circunstancias te parezcan adversas. Es el estado del SER que has olvidado y que es urgente que recuperes.

“Tu tarea es descubrir tu mundo y luego entregarte a él con todo tu corazón”. BUDA.

Es el momento de mirar hacia adentro y recuperar la felicidad del ser que es la que te da fuerza, poder, alegría y paz reales ya que no depende de los acontecimientos externos, ni de lo que tengas en ese momento, sino de tu estado de conciencia.

Para recorrer el camino de vuelta a casa (el camino hacia tu interior) es importante que realices ejercicios de mindfulness y hoy te propongo un ejercicio meditativo sencillo que te llevará a la quietud, a calmar tu mente conectándote a tu interior y haciendo que te sientas muy bien.

Mira vídeo y sigue las indicaciones de este sencillo ejercicio.

¡Mucho ánimo y adelante!

Cuídate mucho,

Paz calap

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here