Un volcán es una estructura situada en la superficie de la Tierra y que está formada por la
acumulación de materiales provenientes del interior terrestre. La imagen de un volcán es la
de un conducto, por el que cada cierto tiempo emerge lava, gases, cenizas y humo, que
comunica de forma directa la superficie terrestre y los niveles más profundos de la corteza
La formación de los volcanes tiene que ver con un complejo proceso en el que intervienen
la formación, el ascenso, la evolución, la emisión de magma y el depósito de los materiales
volcánicos.

Cómo se forman los volcanes
Los volcanes se forman cuando el material caliente situado en el interior de la Tierra,
conocido como magma, asciende y se derrama sobre la corteza. Este magma que llega se
amontona en la cámara de magma, una región porosa de rocas en capas. El magma
puede provenir del material derretido de la corteza en subducción o de mucho más adentro
del planeta.

Buena parte de los volcanes que conocemos se forman en las fronteras de las placas
tectónicas. La mayoría de ellos están situados en el Cinturón de Fuego del Pacífico, ya
que es el lugar en el que se unen entre sí las placas tectónicas y las enormes losas que
envuelven la Tierra.

Tipos de volcanes
Los volcanes pueden dividirse en función de su estructura o por el tipo de actividad
volcánica o erupción que presentan.

Por su estructura
Volcanes compuestos o estratovolcán: volcanes grandes y de forma cónica con
un cráter central, suelen tener una erupción explosiva por su magma viscoso
Calderas: resultado de grandes erupciones, poseen un enorme cráter
Volcanes en escudo: grandes montañas con pendientes suaves formadas por
muchas capas de flujos de lava; su erupción es de baja explosividad de lava
Domo de lava: una estructura más pequeña que la anterior y con fuertes pendientes
Cono de cenizas: conos pequeños formados por la acumulación de ceniza y
erupciones estrombolianas

Por su erupción
Volcanes hawaianos: lava viscosa y fluida con pocos materiales piroclásticos y
mínimas explosiones
Volcanes estrombolianos: explosiones esporádicas en las que no se emite lava
continua pero sí material piroclástico
Erupción vulcaniana: lava viscosa y poco fluida que se solidifica rápidamente;
generalmente, la erupción tiene forma de nube parecida a una seta o un hongo
Erupción pliniana o vesuviana: explosión violenta y de gran fuerza de lava
viscosa, hasta el punto de producirse una caldera en la cumbre del volcán
Volcanes peleanos: la lava se consolida formando un tapón en el cráter que
provoca que la lava surja de las paredes del volcán
Erupción hidrovolcánica: se produce al interaccionar el magma con aguas
subterráneas o superficiales