Estas imperfecciones de la piel suelen aparecer en la nariz, en la barbilla y en la frente, y empeoran la apariencia de nuestro cutis. Te contamos como eliminarlos y prevenirlos sin dañar tu piel.


Es habitual sufrir imperfecciones en la piel, ya sea por temas hormonales, por el clima o por una mala alimentación. Esto se incrementa cuando se tiene la piel grasa, es decir, cuando se presentan poros abiertos y puntos negros en la frente, la nariz y la barbilla (que conforman la zona T).

Esta sobreabundancia de grasa, sumada a la acumulación de piel muerta, es lo que genera la aparición de puntos negros, que es cuando la superficie del acné se torna de un color oscuro, prácticamente negro, resaltando bastante en la uniformidad del tono de nuestra piel. Si quieres saber cómo extraer estos puntos negros en casa de manera fácil y efectiva, sigue leyendo los trucos y consejos que te traemos.

Cómo extraer un punto negro profundo

Por lo general, un dermatólogo jamás te recomendará que te quites los puntos negros de la cara, pero sabemos que es difícil resistirse a la tentación. Eso sí, existen algunos remedios naturales y caseros que acabarán con tus imperfecciones sin dejar marcas en la piel.

1. Cremas específicas para puntos negros

Según si tienes la cara grasa, seca, sensible, normal o mixta, existe una serie de cremas faciales que se venden sin receta y que son de gran utilidad para prevenir y quitar los puntos negros. Son cremas que no solo limpian tu cara, sino que también la exfolian, eliminando las pieles muertas que hemos mencionado que se acumulan.

Para elegir la crema más adecuada para nosotros, debemos saber cuál es nuestro tipo concreto de piel, y así evitaremos reacciones adversas y alergias. Los principales componentes de estas cremas para ser realmente efectivas son:

  • Ácido salicílico: tarda un poco en hacer efecto, pero es la opción más eficaz para todo tipo de pieles. Es un compuesto tan bueno para la piel porque no la enrojece, ni la irrita ni la reseca.
  • Peróxido de benzoílo: las cremas con este componente se encargan de eliminar toda la grasa que se ha acumulado en la piel, de modo que también la desobstruye para eliminar todo tipo de imperfecciones: desde puntos negros hasta puntos blancos, incluyendo poros. Es un remedio muy efectivo, pero también muy agresivo, así que primero deberás comprobar que no causa reacción en tu piel.

2. Vaselina y agua caliente para quitar los puntos negros

Lo bueno de que existan tantos trucos es que puedes probar cuál es el más efectivo en tu piel. Este truco también funciona muy bien, y sólo necesitarás vaselina, film transparente, paños desechables, una toalla y agua caliente. Todo son cosas que encontrarás por casa, así que ¡adelante!

Elaboración:
  1. Lo primero que tienes que hacer es aplicar un poco de vaselina sobre los puntos negros. Ayúdate con un algodón.
  2. Después, tienes que poner un trocito de film transparente sobre la vaselina, cubriendo toda la zona que quieras tratar.
  3. Tras esto, calienta el agua y, cuando esté tibia, moja la toalla para calentarla.
  4. A continuación, coloca la toalla templada sobre el film y déjala actuar hasta que esté del todo fría.
  5. Quita el film transparente y cubre tus dedos con pañuelos desechables.
  6. Empuja con cuidado con los dedos en la zona con puntos negros y retira el pañuelo con el exceso de sebo. Ten cuidado de no presionar con las uñas si no quieres que queden marcas.
  7. Por último, enjuaga muy bien el rostro con agua bien fría para que se cierren los poros. Utiliza tu limpiador habitual y después aplica crema hidratante para que no queden hoyos donde antes estaban los puntos negros.

3. Mascarilla con clara de huevo

Algunos alimentos poseen una proteína concentrada con propiedades antibacterianas que es muy buena para combatir algunos problemas de la piel, como lo son los puntos negros. Esta mascarilla te resultará tremendamente útil para eliminar los puntos negros más difíciles de quitar. Para prepararla:

  1. Coge un huevo y quédate solo con la clara. Evita a toda costa que quede algo de yema sobre la clara.
  2. Después, utiliza una brocha o pincel de maquillaje limpio para aplicar la clara sobre el rostro a ligeros toques.
  3. Deja que se seque y, cuando lo esté, repite el mismo procedimiento, así hasta cinco veces.
  4. A continuación, enjuaga tu cara con abundante agua templada y sécala a pequeños toques con una toalla. Nunca debes arrastrar, ya que irritarás la piel.
  5. Por último, aplica crema hidratante.

Es una mascarilla con la que no tendrás que apretar y, por tanto, no quedará ningún tipo de marca. Es perfecta para eliminar, por ejemplo, los puntos negros de la espalda, ya que en esa zona suelen doler bastante.

4. Cómo eliminar puntos negros con miel caliente

Este último truco es uno de los más populares, y es que la miel tiene grandes propiedades antibacterianas y antisépticas, siendo uno de los grandes remedios caseros para extraer los puntos negros. Para hacerlo, sigue los pasos a continuación:

  1. Pon dos buenas cucharadas de miel en un cazo.
  2. Derrite la miel a fuego lento. Cuando la toques y esté templada, sin quemarte, apaga el fuego y deja que se enfríe un poco antes de aplicarla sobre la piel que quieras tratar.
  3. Aplica sobre la piel ayudándote con un algodón. Hazlo a suaves toques.
  4. Deja que la miel se seque sobre la piel y, cuando esté totalmente seca, retírala despegando. Si no está del todo seca, puedes retirarla con agua templada y secarte con toques suaves.

Estos remedios son realmente efectivos para eliminar los molestos puntos negros de la piel. Para prevenirlos, no olvides que debes limpiar tu piel a diario, mañana y noche, y que debes exfoliarla cada poco tiempo para eliminar las pieles muertas y todas las impurezas que se van acumulando. Lucirás un cutis increíble.