Limpiar es una tarea fundamental y cotidiana que debemos compartir todos en casa. Sin embargo puede resultar muy dañina para la salud si no se toman ciertas precauciones.


Un equipo de investigadores de la Universidad de Bergen (Noruega) ha llevado a cabo un estudio que revela que limpiar la casa puede ser tan malo para los pulmones como fumar. Los culpables son los productos de limpieza en formato aerosol, que pueden dañar la salud pulmonar tanto como el tabaco, o los productos diluidos, como el amoníaco o la lejía.

Ponerse a limpiar no es tarea fácil, pero cuando nos ponemos cometemos varios errores que pueden causarnos enfermedades o intoxicaciones. La mayoría de nosotros no somos conscientes de la exposición a productos nocivos para nuestra salud a la que estamos sometidos dentro de nuestra propia casa.

Evita lo máximo posible utilizar productos químicos y, cámbialos por alternativas naturales, que te ayudarán a mantener limpio el hogar. Te ofrecemos varios consejos. ¡Apunta!

1. Lejía

Es uno de los productos más utilizados a la hora de limpiar el hogar porque es un desinfectante barato y efectivo, ya que es ideal para limpiar, blanquear o eliminar el moho. Pero, tiene que permanecer en contacto con la superficie húmeda por lo menos 5 minutos para funcionar. El tiempo que está en contacto con la superficie provoca un fuerte olor que es malo para la respiración y, sobre todo, no es recomendado para personas con dificultades respiratorias. Para que sea lo menos nociva para nuestra salud es recomendable utilizarla en pequeñas cantidades y diluida siempre en agua.

2. Amoníaco

La mayoría de los productos limpiadores contienen un químico altamente tóxico que todos conocemos: el amoníaco. Afecta a los asmáticos y a personas con problemas pulmonares y respiratorios y puede llegar a propiciar incluso bronquitis crónica. ¡Ojo! El amoniaco puede provocar una intoxicación, causando ahogo de la persona que lo respira. Algunos de sus efectos directos sobre la salud de las personas que utilizan este químico puede afectar a los ojos, la piel, la garganta y los pulmones.

3. Limpiadores wc

Son productos específicos para la limpieza del inodoro, se aplican directamente dentro y sus residuos acaban irremediablemente en el desagüe algo que es muy dañino para el medio ambiente. Para desinfectar y mantener limpio el WC suelen contener ácidos, lo que hace que también puedan ser nocivos para las personas.

4. Los antigrasas potentes

Ideal para la limpieza de todas aquellas superficies donde se acumula la grasa y suciedad, incluso la ropa. Son muy utilizados actualmente para la limpieza de cualquier tipo de superficie del hogar, bien sea de la cocina o del baño. Algunos de ellos pueden eliminar hasta el 99 por ciento de las bacterias que se encuentran en el espacio a limpiar, pero si lo utilizas debes seguir muy bien sus instrucciones de uso para evitar problemas, ya que es muy corrosivo y en muchas ocasiones contienen sosa caústica.

Esta sustancia no es peligrosa para el medio ambiente ya que es degradable, pero sí puede llegar a serlo para los humanos ya que puede causar quemaduras graves en la piel, en el esófago, la garganta y en las vías respiratorias.

5. ambientadores

Que huela bien nuestro hogar es algo que nos gusta a todos. Pero, ¿sabías el problema que causan estos ambientadores de mala calidad al medio ambiente y a los seres humanos? Algunos aerosoles de fragrancia para el hogar contienen múltiples sustancias químicas, pero lo más destacable por su peligrosidad son los Ftalatos.

Estas sustancias se encuentran, principalmente, en ambientadores y detergentes, que según Ecologistas en Acción, pueden provocar daños al sistema inmune. Si te preocupa el olor de tu hogar lo más útil es garantizar una buena ventilación a diario y usar ambientadores que garanticen buen aroma sin riesgos.

6. Ventila tu hogar

Una rutina diaria, que no produce ningún daño para la salud. Abre las ventanas un rato cada mañana y deja que el aire fluya por todas las estancias de tu casa. Si con la ventilación no tienes suficiente considera los difusores de aceites de esencias aromáticas o crea aromatizantes llenando una botella para rociar con agua y aceites esenciales, que además ofrecerán un toque muy fresco y combatirán el mal olor.

limpiar

Alternativas naturales

Vinagre

Sin duda, el producto estrella de la limpieza del hogar. Quita el óxido, la cal, las manchas de agua de la madera, combate los malos olores, desinfecta y abrillanta cualquier superficie, gracias al ácido acético.

Limón

Al igual que el vinagre, es un excelente producto para la desinfección del hogar y para eliminar la grasa. Además, deja un aroma suave y refrescante a tu casa. Su poder como limpiador natural se debe al ácido cítrico que contiene que, además, neutraliza el mal olor.

Aceite de oliva

Puede servirte para el cuidado del hogar, en concreto, para el mantenimiento de tus muebles. Sirve, por ejemplo, para conservar el buen estado de la madera. La nutre en profundidad, quita las manchas y da brillo a tus muebles.

Leche

Un producto básico que todos tenemos en casa y, además, un alimento clave en nuestro desarrollo. Sin embargo, desconocemos sus múltiples facetas, especialmente en el ámbito de la limpieza. La leche es excelente para limpiar manchas de tinta, así como para limpiar y abrillantar los muebles de la cocina.

Café

Gracias a sus propiedades antioxidantes, el café puede eliminar manchas en la madera o limpiar la grasa de las sartenes. También, resulta un producto único para reducir los olores fuertes de la nevera.

Bicarbonato

El bicarbonato es blanqueador, suavizante y un gran limpiador de la cocina y del baño, se puede utilizar en la lavadora, para limpiar ollas quemadas y en superficies grasas. Además, combinándolo con vinagre, resulta un buen desinfectante de desagües.