Conseguir una sonrisa bonita y evitar visitar al dentista más de lo necesario es tarea fácil si sigues unas sencillas pautas. ¡Apunta!.


Prevenir problemas como caries, endodoncias, gingivitis o hipersensibilidad dental es fácil si se extreman las medidas de higiene bucal y se siguen algunas recomendaciones. Toma nota de las más importantes.

Limpieza bucal ‘de libro’ Todo el mundo sabe que lo ideal es cepillarse los dientes después
de cada comida, pero si no es posible, los dentistas advierten que al menos es clave hacerlo antes de dormir y después del desayuno.

✔ Antes de irse a la cama es muy importante porque durante la noche disminuyen todas las funciones motoras del organismo y se minimiza el sistema de limpieza fisiológico que funciona cuando estamos activos. No es otra cosa que el movimiento que hacemos con los labios, la lengua o los músculos periorales cuando estamos hablando, masticando y tragando saliva. Esos movimientos hacen una cierta función de limpieza.

Además, la saliva tiene una serie de componentes que suben el ph para no generar un medio ácido que favorezca la caries. Y no solo eso, también contiene ciertas moléculas activas que controlan el crecimiento bacteriano y las condiciones ambientales de la boca para no generar enfermedades bucales.

✔ El cepillado después del desayuno es el segundo más importante porque consumimos más hidratos de carbono que en el resto de las comidas, y hay que eliminar los azúcares.
Las bacterias de la boca utilizan estos azúcares como alimento y provocan toxinas y ácidos
que dañan nuestros dientes y encías. En general, deberíamos dedicar a la limpieza bucal entre 5 y 7 minutos cada vez.

Parogencyl presenta su tratamiento para mantener una sonrisa sana y encías fuertes

Marca especializada en el cuidado de las encías desde hace 40 años, presenta Parogencyl Forte y Parogencyl Control, el tratamiento con una solución única y completa del mercado para tratar y prevenir dolencias en las encías.

Dos pastas dentífricas formuladas para reducir la placa bacteriana y mantener las encías sanas y dientes fuertes durante todo el año, también tras la pausa estival, época donde los hábitos en la higiene bucal pueden verse alterados. Los cambios en la alimentación y rutina diaria durante los días libres, entre otras causas, pueden modificar el cuidado bucodental y ocasionan inflamación de encías, así como otros problemas bucodentales.

Paso 1 | Cuidado intensivo de encías

Forte, recomendado como tratamiento de choque de gingivitis, reduce la inflamación, la sensibilidad bucal y el sangrado de las encías. Su fórmula combina un antiinflamatorio con Clorhexidina -el antibacteriano de referencia reconocido por los dentistas y profesionales- que ayuda a eliminar la placa bacteriana.

Paso 2 | Prevención a través de la Vitamina E, Flúor y Zinc

Parogencyl Control, de uso diario, fortalece las encías frente a la inflamación, el sangrado y ayuda a prevenir la sensibilidad gingival. Está formulado con un agente antibacteriano para reducir la placa y mejorar la salud de las encías y los dientes.

Además, la marca cuenta en su gama con Parogencyl Control, un enjuague bucal como complemento para el cepillado dental. A través de uso diario, el producto ayuda a proteger las encías y prevenir la gingivitis y contribuye a proteger y fortalecer el esmalte.