La piel de las manos es delicada y su continuo movimiento y el roce con las superficies hace que se deteriore. Necesitamos cuidados extra que las puedan revitalizar.


El paso del tiempo, la exposición al sol o el contacto con los ‘enemigos’ que las envejecen, como el cambio de temperaturas o los productos químicos, hace que el envejecimiento sea mucho más rápido y visible.

Manchas, arrugas, venas marcadas o huesos prominentes son las huellas más habituales con las que el tiempo las castiga. Para mantenerlas jóvenes es fundamental brindarles los cuidados que necesitan diariamente, mediante trucos y tratamientos.

Imprescindible

Aplica cremas varias veces al día para evitar que se resequen y, sobre todo, después de utilizar productos químicos para limpiar la casa. Para el frío utiliza unos buenos guantes y, para protegerlas del sol utiliza cremas con factor de protección contra los rayos UVA cada vez que salgas de casa.

Exfoliantes naturales

Además de los gestos habituales podemos hacer muchas más cosas por ellas. Realiza una vez por semana un peeling, una mascarilla y un masaje con un aceite o loción nutritiva, ayuda a mejorar la piel y a devolverle su textura y suavidad. Si es antes de ir a dormir, mucho mejor.

Un truco casero: La exfoliación la puedes hacer mezclando azúcar moreno con limón. Aplica la mezcla, retira con agua, y aplica un poco de aceite de oliva. Deja reposar 10 minutos, elimina el resto con un tisú, y aplica crema nutritiva.

Otros remedios

¿Grietas, sequedad, manchas oscuras? A veces las cremas comerciales no te ayudan a mejorar estos signos o no te gustan. Hay productos naturales que puedes utilizar para hacer trucos caseros.

Para las manchas, mezcla una cucharada de gel de aloe vera con unas gotas de aceite de rosa mosqueta.

Para las arrugas, mezcla una yema de huevo, el jugo de un limón y unas cucharadas de aceite de oliva.

Para las manos resecas y callosidades, utiliza cera de abejas. Permite desprendernos de la piel muerta.

Estos trucos debes aplicarlos directamente en las manos y repetirlos varias veces por semana.