¿Te duele el estómago? Puede ser acidez, dolor menstrual, gases, cólicos, incluso puede estar vinculado a la ansiedad.


Son muchos los motivos por los que a una persona puede llegar a dolerle el estómago, pero también son muchos los remedios naturales que pueden hacer que esta situación disminuya.

A continuación, vamos a detallarte algunos de esos remedios caseros para que, de forma rápida y natural, vuelvas a ser tú al 100% y puedas seguir con tus actividades habituales sin esfuerzo. Toma nota que ¡empezamos!

Infusión de manzanilla

Aún sin saber por qué se produce el dolor de estómago, la manzanilla es una perfecta aliada para asentar el estómago y dejarlo como nuevo. Aunque no solo ella, muchas hierbas naturales capaces de relajar y calmar los dolores del estómago como la menta, el hinojo o la albahaca. Pero, sin duda la manzanilla está en el primer lugar de la lista.

Para consumirla, basta con que te prepares una infusión. Si eres de esas personas que adoran la naturaleza y la tienen fresca en casa, deberás dejarla secar primero antes de echarla al cazo o no tendrá el mismo efecto. Ya verás como al consumirla tendrás una buena digestión y disminuirán tus gases o ardores.

Infusión de jengibre

Seguimos con las infusiones, porque no son pocas las que podemos usar para solucionar un problema estomacal. El jengibre, además de ser un buen aliado en las comidas y un magnífico complemento del sushi, también es perfecto para aliviar los fuertes dolores de estómago. Además, también facilita la digestión y evita futuros problemas como náuseas o gases.

Para hacer tu infusión tienes varias opciones, comprar una ya hecha y se acabó, o prepararla de cero. Para ello, corta un par de rodajas de esta raíz y ponlas a hervir en un poco de agua, si le añades la peladura de un limón le darás mucho más sabor. Cuando rompa a hervir, reserva, deja que enfríe y tómala a pequeños sorbitos.

Infusión de menta

Ya habíamos mencionado la menta un poco más arriba, y no podíamos simplemente dejarlo así, porque esta hierba tiene una serie de propiedades que son ideales para tratar cualquier problema relacionado con el aparato digestivo. Te sonará el típico menta poleo, pero también puedes preparar con sus hojas una infusión de pura menta.

Tomate un par de tazas de una infusión con menta. No te preocupes porque no tiene contraindicaciones, así que puedes tomar cuantas necesites. No obstante, si lo que estás sufriendo es un dolor grave, olvídate de las infusiones y ve a un especialista para que te haga un diagnóstico.

Hinojo

Cuando no sabes qué comer con dolor de estómago, tendemos a preparar arroz o comer unas lonchas de pavo desgrasado, sin saber que hay algunos alimentos que pueden ayudarnos a frenar estos dolores estomacales sin tener que renunciar a un buen festín.

El hinojo es uno de estos alimentos. Puedes prepararlo en infusión, pero nosotros te recomendamos que potencies todo su sabor a través de una ensalada o preparándolo a la plancha con un poquito de limón. Disfrutarás de un maravilloso sabor y un aroma agradable, mientras que evitarás cualquiera acumulación de gases en tu estómago, ¡dos en uno!

Bicarbonato de sodio

Este es otro clásico cuando no se sabe qué tomar con dolor de estómago procedente de haber pasado por una comida copiosa. Es decir, es uno de los mejores remedios cuando sentimos ardores, porque neutraliza los ácidos de los jugos gástricos, produciendo un alivio casi inmediato.

Para tomarlo, lo mejor es que disuelvas una cucharadita en medio vaso de agua y lo tomes de inmediato. Si no puedes soportar su sabor, añade un chorro de zumo de limón que tampoco está nada mal para el dolor de estómago. O, también tienes la posibilidad de hacer lo mismo con sal de fruta, el efecto es parecido y el sabor no es tan desagradable como el del bicarbonato.

Aplicar calor

En ocasiones, cuando el dolor es leve puede servirnos ponernos una compresa caliente en la zona abdominal. Puedes dar masajes de forma lenta con la compresa hasta que vayamos viendo como el dolor mengua.

Otra opción es darse un baño o una ducha con agua caliente y si podemos añadir sales mucho mejor. Esto es así, porque a veces no nos damos cuenta y el dolor viene determinado por una situación de estrés. Si eliminamos los nervios de esta manera tu dolor también desaparecerá.

Y para mejores resultados, date una ducha de contrastes, un poco de agua fría, y un poco de agua caliente, tu circulación se activará y calmará tu dolor relajando los músculos.

Yogur natural

Hay quien piensa que el yogur natural no es para nada bueno para calmar los dolores de estómago, pero está equivocado. Probablemente piense esto porque tenga en mente yogures azucarados o edulcorados… ¡Este es el error! Para que el remedio funcione el yogur debe ser lo más natural posible, uno tipo griego sería estupendo, pero no le añadas nada extra.

Al ser un alimento fermentado, contiene prebióticos saludables que reducen los problemas de estómago y que además lo protegen. Está demostrado que en pacientes con síndrome del colon irritable el consumo de yogur es bastante efectivo.

Canela

No a todo el mundo le gusta la canela, por eso mismo la hemos dejado para el final de esta lista, porque, aunque para algunos sea desagradable, su poder antioxidante puede ayudar a facilitar la digestión y a reducir el riesgo de irritación o daño en el tracto digestivo.

Pero, los beneficios de la canela para el estómago no acaban aquí. También otras sustancias que contiene la canela ayudan a reducir los gases y la distensión abdominal. Y, por supuesto, también es buena para neutralizar los ácidos del estómago y reducir la acidez y la digestión. Por lo tanto, la canela es uno de nuestros remedios naturales más convenientes para tratar los dolores de estómago.

Si ninguno de estos remedios caseros acaba con tu dolor, lo mejor será que vayas a un especialista para que pueda hacerte un diagnóstico y te recete medicamentos más específicos para tu caso.