¿Te coincide la regla con esa fecha que señalaste en el calendario hace meses? ¿No quieres tenerla durante tus próximas vacaciones? Te traemos una serie de consejos que puedes seguir si quieres adelantar tu regla y que no te moleste en esa ocasión tan especial.


Muchas mujeres tienen un periodo irregular a lo largo de toda su vida fértil. Esto impide que puedan llevar una vida normal, pues en caso de que les duela o que el sangrado sea abundante, les puede limitar a la hora de hacer planes. Es por esto que muchas de ellas en ocasiones desean adelantar su menstruación mediante remedios naturales para contraatacar a todos esos factores que influyen en la regulación de su periodo.

Un ciclo normal oscila entre los 21 y los 35 días, siendo lo más habitual e idóneo que baje la regla el día número 28. No obstante, esta idoneidad es escasa entre la población mundial femenina, que pueden llegar a tener un periodo tardío, iniciando la regla tras estos días. Si eres una de las afectadas, te traemos una serie de trucos caseros para que puedas favorecer que te baje la regla.

Acude al médico si es necesario

Antes de nada, debes acudir al médico si crees que puedes estar embarazada o si notas otros síntomas que hagan que te salten las alarmas en cuanto a tu salud sexual.

Normalmente no deberás preocuparte, ya que el retraso se deberá en la mayoría de las ocasiones con cambios naturales en el equilibrio hormonal. Deberás acudir a tu médico de cabecera o a tu ginecólogo si este retraso sobrepasa el día 35 del ciclo o si sientes dolores abdominales.

Motivos por los que se retrasa la regla

Si no quieres ser madre, es evidente que el primer motivo que te asuste en caso de que no te venga la regla es que puedas estar embarazada. Es, sin duda, la principal causa de ausencia de periodo en la mujer. Sin embargo, no es la única.

Los ya mencionados cambios hormonales, el consumo de café o chocolate, el estrés, un gran cambio de peso o el consumo de según qué tipo de medicamentos, pueden retrasar tu regla o incluso hacer que te desaparezca. Es por esto que es totalmente necesario que te conozcas a ti misma y a tus hábitos de consumo para poder llegar a la raíz del problema.

Remedios para hacer que te baje la regla

Es fácil que alguna vez hayas escuchado que la aspirina hace que te baje la regla: la explicación de esto es que el ácido acetilsalicílico que contiene es anticoagulante y, por tanto, aumenta el flujo sanguíneo. Aunque parezca el remedio más efectivo, debes saber que la aspirina tiene efectos adversos que pueden llegar a provocar hemorragias y complicaciones.

A continuación te ofrecemos una serie de consejos que puedes seguir y que van a ayudarte si se te ha retrasado la menstruación. Son remedios que te pueden salvar en un momento puntual, pero si el retraso es algo habitual y que se repite todos los ciclos, deberás acudir a tu médico.

Haz deporte

Hacer ejercicio destensará tus músculos y hará que la regla te baje más rápido. La generación de endorfinas, dopamina y serotonina que se produce mientras haces deporte hará que te liberes del estrés y que se desarrolle correctamente tu ciclo hormonal.

Aplica calor en la zona abdominal

Si utilizas bolsas térmicas o agua caliente en la zona de los ovarios, se dilatarán los vasos sanguíneos y se relajarán los músculos del útero. Además, si añades algunas rodajas de limón y romero el efecto será mayor, ya que tienen propiedades circulatorias y la sangre fluirá mejor.

Bebe infusiones y tés

Los tés e infusiones que te ayudarán a que te baje la regla son los que producen contracciones en el útero y estimulan su desprendimiento. Aunque no existe evidencia científica de que funcionen, muchas mujeres aseguran que tienen resultados satisfactorios. Antes de nada, deberás asegurarte de que no estás embarazada, ya que estos tés pueden agravar el desarrollo del feto.

  • Té de jengibre: tomarlo durante 3 o 4 días seguidos como máximo puede estimular el sangrado uterino. Para prepararla, pon en una taza de agua hirviendo varias rodajas de raíz fresca de jengibre.
  • Infusión de salvia: sus propiedades desinfectantes, astringentes, tónicas y estrogénicas regulan el sistema hormonal y rebajan los síntomas del síndrome premenstrual
  • Infusión de perejil: al igual que el té de jengibre, mejora el flujo sanguíneo y puede hacer que se adelante la menstruación.
  • Té de clavo: estimula los músculos del útero y favorece que baje la menstruación. Eso sí, deberás tomarlo un máximo de tres veces al día.
  • Té de Angélica: al igual que el anterior, sólo puedes tomarlo tres veces al día como mucho. Este té estimula el útero y desinflama el abdomen, aliviando los síntomas premenstruales.

Cuida tu dieta

Sufrir una variación brusca de peso suele alterar tu periodo. Al bajar de peso, el periodo se puede volver irregular o incluso desaparecer, ya que el cuerpo necesita grasa para producir las hormonas de la menstruación. Por otro lado, el aumento de peso también puede causar irregularidades en el ciclo menstrual.

De este modo, lo más aconsejable es que no te des atracones de comida ni dejes de comer por completo por una dieta restrictiva: debes mantener unos hábitos de alimentación saludables y equilibrados para mantener un peso estable.

Mantén relaciones sexuales

El sexo también es un gran aliado a la hora de conseguir que te baje la regla. Durante la penetración, aumenta el flujo de sangre, y las contracciones que producen los orgasmos ayudan a dilatar el cuello uterino y, por tanto, que aparezca la menstruación.

¿Qué pasa si adelanto la regla?

Queremos evitar a toda costa estar con la regla durante nuestras vacaciones, durante un viaje romántico o en una fecha muy señalada en nuestro calendario, y por eso buscamos en Internet remedios como los que te ofrecemos nosotros. Pero ¿cuáles son las desventajas de adelantar nuestra regla?

Adelantar la regla produce una alteración en nuestro ciclo menstrual que afecta a todo nuestro sistema hormonal, provocando más hinchazón, cambios de humor o pechos sensibles, entre otros síntomas. Esto se debe a que las hormonas han sufrido una alteración a la que no están acostumbradas. Por eso sólo te aconsejamos que sigas estos remedios en casos muy puntuales.