La infección de orina es reconocida por esa necesidad de orinar constantemente y por el dolor o ardor que se puede sufrir durante la micción. Te enseñamos los mejores remedios caseros para aliviar la cistitis.


Aunque la puede sufrir toda la población, la cistitis suele ser sufrida principalmente por mujeres. Es una sensación muy molesta, que puede llegar a ser dolorosa, y que incluso puede convertirse en un problema más grave si la infección llega a los riñones.

Seguramente a lo largo de tu vida hayas sufrido más de una vez esa sensación de tener ganas de orinar todo el rato. Por eso, te traemos los mejores remedios para acabar con esta molestia y evitar que derive en problemas más graves.

Por qué se produce la cistitis

La cistitis se da cuando se inflama la vejiga por culpa de una infección bacteriana. Es la enfermedad más frecuente del sistema urinario, y la más habitual de todo el organismo tras las afecciones respiratorias.

Esta afección es generada cuando se hallan bacterias en la orina, sobre todo la E.coli (Escherichia coli), pero también hongos y virus. No obstante, la cistitis también puede aparecer como efecto secundario o reacción a diversos medicamentos, a la radioterapia, a usar durante un largo espacio de tiempo un catéter o porque se complique alguna otra enfermedad.

Síntomas de la cistitis

La cistitis provoca una inflamación de la vejiga, que trae consigo unos síntomas muy característicos y totalmente identificables. Estos síntomas son similares a los de la infección de orina ya que, de hecho, muchas veces está provocada por esta razón. Los principales síntomas de la cistitis son:

  • Escozor al miccionar.
  • Necesidad permanente de orinar, aunque se hace en pequeñas o nulas cantidades.
  • Fuerte olor de la orina.
  • Sangre en la orina.
  • Molestias y pinchazos en la parte baja del abdomen.

En los casos más graves, la cistitis puede afectar a otros órganos y provocar, entre otras cosas, algunas décimas de fiebre, así como escalofríos, náuseas, vómitos y dolor de espalda. Si esto ocurre, no dudes en acudir inmediatamente al médico para ponerle una solución, ya que necesitarás antibióticos.

Qué factores favorecen la aparición de cistitis

Como hemos mencionado, aunque es un problema que afecta a toda la población en general, son las mujeres las que principalmente lo sufren. Esto se debe a que la uretra femenina es más corta, de modo que las bacterias lo tienen más fácil para llegar a la vejiga.

Dentro del grupo de población femenino, serán más propensas a padecer cistitis aquellas mujeres que:

  • Mantienen relaciones sexuales frecuentemente.
  • Están embarazadas.
  • Utilizan algunos anticonceptivos.
  • Están pasando la menopausia.

Remedios naturales para la cistitis

Con los siguientes remedios caseros podrás paliar los síntomas de la cistitis.

1. Limón

Tomar en ayunas un vaso de agua templada con limón puede reducir las molestias de cistitis, porque el limón tiene propiedades antivirales, antimicrobianas y antibacterianas. Así, favorecerá el buen estado del aparato renal e impedirá que las bacterias sobrevivan en la uretra y, por tanto, lleguen a la vejiga.

Para prepararlo, exprime medio limón o un limón entero y mézclalo con un vaso entero de agua templada. Si quieres darle un toque más fresco, añádele una hojita de menta.

2. Rábanos

Este alimento tiene propiedades antibióticas y diuréticas que nos facilitan expulsar las bacterias mediante la micción. Es aconsejable que incluyas el rábano en tu dieta si sueles sufrir cistitis, ya que es un gran método de prevención.

Extrae el jugo de unos rábanos hasta tener media taza y tómala, como mínimo, tres veces al día.

3. Arándanos

El zumo de arándanos se ha utilizado desde tiempos inmemoriales para tratar la cistitis. Es un tratamiento natural que sirve para prevenir las infecciones urinarias, gracias a que proporciona a nuestro organismo los nutrientes necesarios para impedir que las bacterias se adhieran a las células que están presentes en el tracto urinario.

Para prepararlo, debes licuar media taza de arándanos con medio vaso de agua. Toma este zumo por las mañanas durante unos diez días.

4. Moringa

Esta planta es rica en vitaminas y minerales y es muy efectiva en casos de desnutrición, así como para usos culinarios y medicinales.

Para aliviar la cistitis con moringa, prepara un zumo con tres tazas de moringa y media taza de agua de coco. Tómalo unas cuatro veces al día.

5. Espinacas

Las espinacas son una gran fuente de hierro, vitaminas, minerales y antioxidantes, así que son beneficiosas para combatir casi cualquier enfermedad, sobre todo si se consumen crudas, en ensaladas o en batidos.

Puedes preparar un batido de espinacas licuando 6 hojas con 100 mililitros de agua. Si quieres darle un toque de sabor distinto, añade un par de zanahorias.

6. Abedul

Esta planta tiene propiedades antibacterianas y alivia las molestias de la cistitis. Gracias a que es un diurético natural, podrás expulsar las bacterias que amenazan con entrar en la vejiga a través de la uretra.

Hierve una taza de agua y cuando esté en ebullición añade dos cucharadas de abedul. Déjala reposar unos 10 minutos y tómala cuando esté a temperatura ambiente.

7. Perejil

El perejil sirve para mantener en buen estado el tracto urinario, pues elimina las bacterias a través de la orina y refuerza la función renal.

Hierve algunas hojas de perejil en 500 mililitros de agua. Por último, deja reposar y fíltralo. Tómalo dos veces al día.

8. Cebada

El agua de cebada es rica en fibra, antioxidantes y aminoácidos, ayuda a bajar el azúcar en sangre y tiene un efecto diurético.

Mezcla un litro de agua con media taza de granos de cebada (unos 100 gramos). Cuécelos durante unos 45 minutos a fuego lento. Finalmente, deja que se enfríe, fíltralo y tómalo un par de veces al día.

Otros consejos

Para evitar que vaya a más la cistitis o infección de orina, sigue las siguientes recomendaciones:

  • Pon compresas calientes en el abdomen bajo para aliviar la presión y el dolor de la zona.
  • Bebe mucha agua y evita bebidas como el café, el alcohol, las bebidas con cafeína y los alimentos picantes, ya que pueden irritar la vejiga.
  • Realiza un baño de asiento durante un cuarto de hora.
  • Evita la humedad en la zona íntima.

Si los síntomas empeoran, se mantienen en el tiempo o los sueles sufrir muy frecuentemente, lo más recomendable es que acudas al médico, pues será quien mejor recomendará una rutina para evitar que aparezca la cistitis de manera recurrente.