A veces, aunque los alimentos y recetas elegidos sean frescos y ligeros, la forma de cocinar que usamos hace sumar calorías de más. Toma nota de estas cuatro técnicas que, además, darán más sabor a tus recetas.


Horno

Es la técnica más sencilla para cocinar de manera saludable, además mantiene el sabor original. A diferencia del hervido en agua, los nutrientes permanecen y no se diluyen. Gran variedad de alimentos como carnes y pescados se asan al horno mientras segregan su propia grasa o jugo. Es importante que vigiles el punto exacto de horneado, porque si te pasas, los alimentos quedarán más secos. Esta técnica permite reducir la cantidad de grasas y condimentos que utilizamos.

Gambones con patatas y tomates

Ingredientes:
1 kg de gambones crudos
6 cuch. de aceite
2 dientes de ajo
½ guindilla roja y verde
8 tomates cereza
½ kg de patatas nuevas
2 cuch. de hierbas muy picadas (perejil, salvia y mejorana)
sal y pimienta blanca
gambonesPreparación:
Lavar y cocer las patatas con piel 15 min. en agua con sal, escurrirlas y pelarlas. Pelar los gambones y cocer el interior de las cabezas para hacer un caldo para otra preparación. Quitar los intestinos a las gambones. Freír en el aceite caliente los ajos picados, las guindillas cortadas y las hierbas picadas y mezcladas. Poner en una fuente refractaría las patatas, los gambones y los tomates lavados y cortados, sazonar y regar con el refrito. Tapar la fuente con papel de plata y hornear a 200ºC, 5 minutos.

Plancha

La plancha es una opción muy recomendable porque en su uso las grasas están limitadas, además de ser una excelente sustituta del modo tradicional de freír. Con una plancha adecuada solo necesitamos un poco de aceite, para no propasarnos podemos depositarlo en una cuchara que a continuación añadiremos a la sartén o la plancha. Otro truco es utilizar un vaporizador de aceite sobre la plancha, será suficiente para que no se peguen.

Rodaballo con pimientos

Ingredientes:
1 rodaballo de 1 kg
4 cuch. de aceite de oliva
sal pimienta

Guarnición:
1 bandeja con pimiento verde, rojo y amarillo
1 cebolla
4 cuch. de aceite
sal y pimienta
¼ l de caldo de pollo
rodaballoPreparación:
Guarnición: Pelar y cortar la cebolla en rodajas finas, cortar los pimientos en tiras. Calentar el aceite en una sartén, saltear la cebolla y pimientos juntos y añadir el caldo.
Cocer hasta que estén tiernos los pimientos y se forme una salsa. Reservar. Cortar el rodaballo en tranchas, sazonarlas y engrasarlas.
Calentar la parrilla y sellar el rodaballo; primero por el lado de la piel unos 4 minutos, y luego el otro lado. Servir con el jugo de la sartén y los pimientos.

Wok

El wok oriental gana adeptos porque es fácil de usar y potencia el sabor de los ingredientes. Lo puedes utilizar para saltear verduras y fideos sin apenas añadirles grasas. Conviene usar unas gotas de aceite de oliva o soja para que los alimentos queden gustosos impidiendo que se peguen. Un consejo: como en el wok se alcanzan temperaturas altas, los ingredientes deben estar bien picados para que cojan rápidamente el gusto del aceite, y las carnes se deben preparar en rodajas finas.

Wok de cerdo con verduras

Ingredientes:
500 g de carne de cerdo
½ repollo chino
3 zanahorias
2 cm de raíz de jengibre
1 ajo
azúcar
clavo de olor
1 cuch. de almidón de maíz
una copa de vino de Jerez
2 cuch. de salsa de soja
2 cuch. de aceite de cacahuete
1 cuch. de aceite de sésamo
½ jugo de limón
wokPreparación:
Lavar la carne y la col, secar y cortar. Pelar las zanahorias, el jengibre y el ajo y picar finamente. Poner el almidón en un bol con el azúcar, el jerez y la salsa de soja, revolver. Añadir el aceite de cacahuete en un wok caliente y freír la carne en el jengibre y el ajo 2 minutos. Añade las zanahorias y fríe 1 minuto, mezclar con la carne. Añadir la col china y freír 2 minutos. Mezclar el aceite con la mezcla de salsa de soja y de sésamo y llevar a ebullición, sacar y sazonar con jugo de limón.

Papillote

El papillote mantiene intactos todos los nutrientes y vitaminas de las recetas facilitando su digestión. Esta técnica cocina los alimentos con sus propios jugos eliminando sus grasas en la preparación. Escoge un ingrediente principal, pescado o carnes blancas. Después envuelve con papel de plata o papel sulfurado de horno y hornea. El secreto es utilizar aceite de oliva y cerrar bien el envoltorio para que no se escape ni el vapor ni los nutrientes.

Salmón con salsa de eneldo

Ingredientes
800 g de salmón en lomos
2 puerros
2 patatas
sal y aceite
Salsa de eneldo:
4 cuch. de eneldo picado
10 cucharadas de aceite
3 cuch. de vinagre de manzana
2 cuch. de mostaza
1 cuch. de azúcar
sal
salmónPreparación:
Lavar y cortar los puerros en juliana. Calentar el aceite en una sartén, rehogar los puerros hasta que estén blandos y sazonarlos. Pelar las patatas, lavarlas, cortarlas y freírlas en abundante aceite no muy caliente, escurrirlas y sazonarlas. Cortar rectángulos de papel sulfurizado y colocar en el centro, una base de patatas, una capa de puerros y un lomo de salmón cortado en dos trozos, el grueso abajo y ambos sazonados. Cerrar los paquetes y hacerlos 8 min. en el horno a 250ºC.