El cáncer de piel es el tipo de tumor más frecuente. Se produce por el crecimiento anormal y descontrolado de células cutáneas que se han alterado por la radiación ultravioleta procedente de la luz solar o de las camas de bronceado.


25% de los tumores malignos son Carcinomas de Células Escamosas. es el segundo cáncer de piel más frecuente.

0,8% de todas las muertes en España por cáncer son debidas al melanoma.

982 personas fallecieron en España por melanomas malignos en 2018.

Tipos

En líneas generales, el carcinoma basocelular supone más del 90% de los cánceres de piel y se trata de un cáncer de crecimiento lento que rara vez se disemina a otras partes del cuerpo. Sin embargo, si no se trata puede extenderse a zonas adyacentes e invadir los huesos y otros tejidos bajo la piel.

Por otro lado existe el carcinoma espinocelular, mucho menos frecuente que el basocelular, pero puede ser más agresivo y también es más probable que crezca en profundidad bajo la piel y se extienda a regiones distantes del cuerpo. Estos tipos de cáncer de piel, cuando se detectan precozmente, hay casi un 100% de probabilidades de curación.

Por otro lado, otro tipo de tumor de piel es el melanoma, que comienza en las células productoras de pigmento de la piel.

Afortunadamente, es menos frecuente que los cánceres basocelular y espinocelular, pero es má peligrosos que cualquiera de ellos y puede ser llegar a ser mortal en muchos casos.
No obstante, si se detecta precozmente hay un 97% de posibilidades de curación.

Prevenir y tratar

Hablamos con la doctora Pilar López Criado, jefa de la Sección de Melanoma de MD Anderson Cáncer Center Madrid, para que nos explique la diferencia entre los tipos de cáncer de piel, cómo prevenirlos y cómo tratarlos.

¿Qué es un carcinoma y un melanoma y qué grados existen?

Técnicamente hay dos tipos de cáncer de piel, melanoma y no melanoma. El primero es el más agresivo y mucho menos común. El no melanoma o carcinoma es de dos tipos, basocelular y espinocelular. La diferencia está en el origen de la célula pero todos dependen del daño solar, de la excesiva exposición al sol, como ha contado Lydia Bosch. Se da mucho en gente mayor, del campo, del mar o de la montaña que han pasado mucho tiempo al aire libre y lo van adquiriendo de forma crónica.

La palabra carcinoma asusta.

Tanto el basocelular como el espinocelular tienen buen pronóstico encontrado a tiempo. Los dermatólogos lo manejan muy bien cuando se coge a tiempo. En el basocelular de la cara es más problemático porque la estética limita la cirugía. Es más delicado de tratar, porque el lugar donde aparece puede condicionar el tratamiento. Este lo pueden curan directamente los dermatólogos.

cáncer de piel

¿Quién lo puede padecer?

Es más común en gente expuesta a sol, al aire libre, como he comentado antes, también a cámaras ultravioletas incluyendo las cabinas de bronceado. Esta últimas son las causas habitual en personas jóvenes, mujeres sobre todo. No olvidemos que la piel tiene memoria. Lo haces a los 20 y te llega a los 80. En general, en las mujeres se da más en la cara y en los hombres en la espalda.

¿Qué pinta tienen?, ¿Cómo nos los detectamos?

Suelen ser manchas rojizas que no curan, algunas incluso con escamas, que aparecen en nariz, en la oreja, en la barbilla… sobre manchas solares sobre todo en personas mayores. Si alguien detecta una lesión que no le gusta que vaya al dermatólogo.

¿Son dolorosos?

No, suelen crecer poco a poco, o quitarse y volver a aparecer.

Cuando se detectan, ¿Cómo se diagnostica?

Si es pequeño, el dermatólogo lo puede quitar directamente con tratamiento con nitrógeno, por ejemplo, cirugía, terapias locales con quimioterapia tópica incluso con cremas… No hay una técnica única, depende de la edad, la localización… Cuando son grandes es cuando se suele compartir con el equipo.

Cuando se ha quitado, ¿se vuelven a desarrollar?

Sí, porque han estado expuestas a exceso de radiación solar y es muy importante el seguimiento en función del riesgo. Después de la cirugía se puede dar quimioterapia o se puede necesitar un injerto. Pero lo fundamental es tratarlo a tiempo y de manera personal. Para eso se unen el el dermatólogo, el cirujano y el oncólogo, para hacer una valoración en común para que se cure bien y también para que quede bien estéticamente.

¿Es hereditario?

No, puede ser por un tipo de piel y hasta por el lugar dónde se vive, no es igual ser pelirrojo en Holanda que serlo en Sevilla. Los oncólogos aparecemos en las fases últimas, porque no se ha tratado a tiempo y son tumores en los que hay que intervenir. Somos el último escalón cuando ya la cirugía se queda corta. También hay que aclarar que hoy existen nuevos tratamientos que hace cinco años no existían.

¿Es radical el consejo de no tomar el sol?

El sol al mediodía no debe tomarse nunca ni en la montaña ni en la playa, pero una exposición solar prudente, al atardecer, pasear por el mar, con protección, eso no es malo. No hay que huir del sol, simplemente hay que evitarlo cuando es mas fuerte. Y tampoco hay que abusar de las cámaras ultravioletas tanto de las cabinas para el cuerpo como para las manos.