Es el segundo tumor más diagnosticado en el mundo y el cuarto en España si se tienen en cuenta ambos sexos. Si hablamos solo de la mujer, ocupa el primer puesto de los tumores más detectados en nuestro país. La buena noticia es que la supervivencia es superior al 80%.


Se estima que el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de 1 de cada 8 mujeres. Además, ocasiona la mayor mortalidad por cáncer en mujeres, seguido del colorrectal, útero, pulmón, ovario, páncreas y estómago.

Avances en diagnóstico precoz y en los tratamientos han logrado que la mortalidad por esta enfermedad descienda a un ritmo de un 1,8% anual. La tasa de mortalidad española por cáncer de mama es la más baja de la Unión Europea. En la actualidad, el 86,8% de las mujeres con un diagnóstico de carcinoma mamario logra sobrevivir.

Un fenómeno de grandes proporciones

Hace 3 décadas, las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama tenían unas posibilidades de estar libres de recaída a los 5 años tras el diagnóstico que se situaba en torno al 70%. En la actualidad la cifra ronda el 90%. Uno de los hitos más significativos sin duda en los últimos años ha sido el conocimiento de la variedad del cáncer de mama. Se trata de una enfermedad con subtipos diferentes que precisan tratamientos específicos:

Hay novedades

1- Los más agresivos, controlados

La incorporación de anticuerpos monoclonales como el trastuzumab al tratamiento del cáncer de mama HER2 positivo, hasta hace poco considerado de mal pronóstico por su mayor agresividad.

2- Aumenta la supervivencia en casos graves

La asociación de un segundo anticuerpo, pertuzumab, al tratamiento, ha mostrado incrementar notablemente la supervivencia en estadios avanzados. También T-DM1 (un fármaco que combina de forma conjugada quimioterapia y trastuzumab) es altamente efectivo.

3- En las pacientes con enfermedad ‘hormonosensible’

También se han comunicado resultados de nuevos fármacos biológicosque, asociados a tratamientos clásicos como la hormonoterapia, mejoran los resultados de estos.

Entre las pacientes con cáncer de mama metastásico y con presencia de una mutación en el gen BRCA1/2, los fármacos inhibidores han demostrado un beneficio significativo disminuyendo el riesgo de progresión.

La franja de mayor riesgo de padecerlo está entre los 45 y los 65 años. La buena noticia
es que la tasa de supervivencia supera el 80%.

cáncer de mama

Cómo debes revisarte en casa

Las mujeres deben conocerse las mamas y ante cualquier cambio consultar con el médico:

  • Bulto o masa en la mama
  • Aumento del tamaño de los ganglios
  • linfáticos en la axila
  • Cambios en el tamaño, forma, o textura de la piel o color de la mama
  • Secreción por el pezón
  • Descamación
  • Cambio de dirección del pezón

Muchos cambios en las mamas, incluso los pequeños bultos, no son cáncer; no obstante, si se observa uno o más de estos síntomas durante más de dos semanas, lo mejor es acudir al especialista.

90% DE LAS MUJERES ESTÁN LIBRES DE RECAÍDA A LOS 5 AÑOS DE SER DIAGNOSTICADAS