Montar en bicicleta te ayuda a perder peso pero, además, mejora tu postura, disminuye el riesgo de sufrir un infarto e incluso hace que vivas durante más años. ¡Empieza a pedalear ya!.


No hace falta que te machaques en el gimnasio, montar en bicicleta es una de las actividades más eficaces para remodelar tu cuerpo (y liberar tu mente). ¿Conoces todos sus beneficios? Sigue leyendo, te vas a sorprender.

CONTRIBUYE A PERDER PESO

Montar en bicicleta es una de las mejores actividades para perder grasa en los muslos, las pantorrillas y los brazos. Pero no solo eso, por cada hora que pases pedaleando conseguirás quemar cerca de 500 calorías.

COMBATE LA CELULITIS

Si buscas un deporte eficaz para luchar contra la piel de naranja, el ciclismo es el tuyo. El movimiento de pedaleo constante no sólo impide la aparición de celulitis, sino que también moviliza los depósitos de grasa y las toxinas acumuladas.

CUIDA TU CORAZÓN

Los beneficios de montar en bicicleta también van directos a tu corazón y sistema cardiovascular, ya que reduce el riesgo de sufrir un infarto hasta en un 56%. Además, si practicas este deporte de forma regular lograrás reducir el colesterol LDL (malo) y aumentarás el HDL (bueno).

PROTEGE TUS RODILLAS

Son una de las articulaciones que más sufren a la hora de hacer deporte. A diferencia de las actividades en las que hay golpeo, como el aerobic o el running, al montar en bici las rodillas se encuentran protegidas, dado que casi el 80% del peso del cuerpo gravita sobre el sillín.

MEJORA LA POSTURA

Gracias a la posición que adoptamos sobre la bicicleta, se fortalecen los músculos de la zona lumbar de la columna y, en consecuencia, se mejora la resistencia de la espalda y se disminuye la posibilidad de sufrir hernias. Eso sí, recuerda que siempre debes tener el torso inclinado hacia delante, para que los músculos se tensen, y el tronco se estabilice, evitando así posibles lumbagos y tirones.

COMBATE EL ESTRÉS

Al hacer ejercicio, el cuerpo libera endorfinas, las hormonas encargadas de la felicidad y el bienestar, lo que hace que tengamos una actitud más positiva y reduzcamos el estrés. Pero andar en bicicleta cuenta con un plus más: practicar deporte al aire libre. Esto contribuye a que el cerebro se oxigene y pueda pensar con más claridad.

DORMIRÁS MEJOR

En España se estima que un 20% de la población sufre de insomnio. Dar pedales es un antídoto perfecto para combatirlo y lograr conciliar el sueño con facilidad. Pero recuerda que deben pasar al menos 3 horas desde que te bajes de la bici hasta que te vayas a la cama, para que tu cuerpo tenga tiempo de relajarse y bajar la temperatura corporal.

ALARGA TU VIDA

Un estudio del ‘International Journal of Sports Medicine’ demostró que las personas que practican ciclismo viven de media 8 años más que el resto de la población.

1ª semana
La famosa zona quema grasas la encontramos entre el 60 y 75% de nuestra frecuencia cardíaca máxima, de modo que si lo que queremos es rebajar nuestro porcentaje de grasa corporal tendremos que trabajar sin sobrepasar este nivel. En la primera semana con pedalear 30 minutos a una velocidad moderada y sobre terreno plano es suficiente.

2ª semana
Los entrenamientos de media distancia son ideales para conseguir quemar calorías más rápidamente, puesto que es a partir de los 45-50 minutos cuando nuestro cuerpo empieza a quemar el 95% de las grasas. También puedes incrementar un poco la velocidad, por ejemplo, los últimos 15 minutos de tu entrenamiento.

3ª semana
A partir de los 20 días, combinar entrenamientos de fondo con intervalos de más velocidad es la mejor opción para perder peso. Pedalea durante 20 minutos a velocidad media y, después, hazlo otros 15 a mayor rapidez. A continuación, descansa un poco pedaleando lento 5 minutos y vuelve a repetir 3 veces más.

4ª semana
Los entrenamientos intensos y cortos permiten una vez finalizado el ejercicio mantener muy activo nuestro sistema cardiovascular y, por lo tanto, seguir favoreciendo la quema de grasas. Calienta a ritmo moderado durante 15 minutos y juega con intervalos de alta velocidad (de 8-10 minutos) hasta llegar a la hora y media pedaleando. Puedes realizar los dos últimos intervalos en cuesta.

bici

¿BICI ESTÁTICA EN CASA? 3 sesiones de 60 minutos por semana te ayudarán a perder peso y tonificar tus músculos

Empieza a calentar
Hacer ejercicio con la bicicleta estática en casa es una estupenda manera de ponerse en forma cuando el tiempo no acompaña. Pero recuerda que antes de nada, debes calentar. Empieza pedaleando a un ritmo suave y con poca resistencia durante al menos 7 minutos, para lograr subir tus pulsaciones poco a poco y que tu cuerpo entre en calor.

Introduce intervalos
A continuación, pedalea durante 5 minutos al 70% de tu capacidad máxima y descansa sentada otros 3 minutos. Después, vuelve a subir la intensidad en periodos más cortos, de
2 minutos, hasta alcanzar el 90% de tu capacidad. Puedes empezar con 3 intervalos por cada sesión e ir trabajando hasta alcanzar los 5 o 6.

Ponte a prueba
Cuando vayas cogiendo experiencia opta por un entrenamiento de alta intensidad por semana. Estas sesiones duran entre 20 y 30 minutos y consisten en subir y bajar de pulsaciones, así como realizar picos de aumento de intensidad (mayor resistencia en el pedaleo), seguidos de otros de bajada. El tiempo recomendado para las subidas es de 5 minutos y de 2 minutos para las recuperaciones.