Lo común es que las alergias solo afecten a la parte del cuerpo que entra en contacto con la sustancia y provoque reacciones en ella pero, en el caso de la anafilaxia, la respuesta es global
e implica a todo el organismo.


Anafilaxia (Ataque de alergia) LA ADRENALINA ES VITAL

La anafilaxia es una reacción alérgica grave, de comienzo súbito, que pone en riesgo la vida. Puede estar causada por medicamentos, alimentos como frutos secos, frutas, pescados y mariscos; picaduras de insectos o látex.

“Se origina inmediatamente después de la exposición al agente alérgeno”, asegura Jesús Jurado Palomo, alergólogo del Hospital General Nuestra Señora del Prado. Hay diversos síntomas que ayudan a reconocerla:

— Reacciones cutáneas: urticaria, picazón, palidez o enrojecimiento de la piel.
— Hinchazón del rostro, los ojos, los labios o la garganta.
— Problemas para respirar y silbido del pecho, provocados por una broncoconstricción.

“La velocidad de instauración del tratamiento, que es siempre adrenalina, es esencial”:

— Intenta conservar la calma para manejar la situación.
— Túmbalo de lado con las piernas elevadas. Si tiene dificultad para respirar o vómitos incorpora ligeramente el tronco.
— Busca tratamiento de urgencia inmediatamente. La adrenalina intramuscular es el único tratamiento efectivo en estos casos; una tableta de antihistamínico, o un glucocorticoide, no son suficientes.
— Pregunta a la persona si lleva consigo adrenalina autoinyectable. Si es así, ayúdale a inyectársela. El medicamento viene en un dispositivo alargado, dentro de un tubo de plástico: sácalo del tubo, quita el tapón de la parte más ancha, apoya la parte estrecha sobre el muslo, en la zona con más músculo, y presiona con fuerza hacia abajo.

Se puede hacer incluso a través de la ropa. La aguja que lleva se dispara automáticamente e inyecta la adrenalina. Mantén unos 10 segundos y luego retira.

— Si el paciente no respira, hay que hacer reanimación cardiopulmonar hasta que llegue el profesional sanitario.

SIEMPRE CONTIGO

Desde la Asociación Española de Personal con Alergia a Alimentos y Látex, informan que cualquier persona que haya sufrido anafilaxia debe acudir al especialista, quien le prescribirá adrenalina autoinyectable que deberá llevar siempre consigo.

Bajada: DE AZÚCAR TOMAR DULCE, NO PASES MUCHAS HORAS SIN COMER

No solo les ocurre a personas diabéticas, una bajada de azúcar puede pasarle a cualquiera. Se manifiesta en forma de mareo y suele deberse a llevar muchas horas sin comer, hacer ejercicio intenso sin estar acostumbrado, exceso de alcohol…

Tanto si nos ocurre a uno mismo como si ves que la persona que tienes cerca está a punto de caerse, lo primero que hay que hacer es intentar sentarse o tumbarse, para evitar la caída ‘a plomo’.

“Para aumentar la glucosa de forma rápida, hay que tomar un caramelo o producto con azúcar, uvas, zumos”, asegura la Dra. Blanca Rodríguez Ayala, médico de familia. Si a los 10-15 minutos los síntomas no han desaparecido, lo mejor es acudir a urgencias.

Una vez vemos que la víctima ha recuperado el color y la conciencia, reconociendo lo que pasa a su alrededor, le ayudaremos a levantarse lentamente para dar tiempo a que el cuerpo se adapte y se recupere tras el episodio sufrido. A veces, el cambio brusco de posición puede provocar un nuevo mareo. Recuerda que no se debe dejar pasar más de cuatro horas sin probar bocado, especialmente en el caso de personas diabéticas.