Por muy sano y nutritivo que sea un plato, si se mezclan ciertos alimentos incompatibles, puede acabar provocando molestias intestinales como hinchazón, gases, acidez…


¡Comer es un placer! Y no podemos negarlo, nos encanta mezclar en nuestros platos diferentes sabores y texturas. Pero ojo, porque no todas las combinaciones sientan igual de bien a nuestra digestión. Un buen truco para saber cómo debemos combinar los alimentos es observar la propia naturaleza: los que crecen juntos, maridan bien juntos. Toma nota y olvídate de estas mezclas desaconsejadas.

Espinacas + Queso

A pesar de ser una mezcla clásica, es importante evitar juntar ambos alimentos.
¿Por qué?
Las espinacas son un alimento rico en oxalatos, un compuesto que inhibe la absorción de calcio y, por lo tanto, cuando lo combinamos con algún lácteo como el queso impedimos que nuestro organismo pueda absorber de manera adecuada este mineral. Además, juntar estos dos alimentos también impide que el hierro presente en las espinacas se absorba de manera adecuada.

alimentos mezclar digestión

Tomate + Arroz

¿A quién no le gusta un buen arroz a la cubana? Sin embargo, la combinación de alimentos ácidos con alimentos ricos en almidón no es una buena idea.
¿Por qué?
Esto se debe a que el cítrico de estos ingredientes disminuye la absorción de los carbohidratos del almidón y, por lo tanto, dificulta su digestión y acelera su fermentación. El tomate es un alimento ácido por excelencia por lo tanto nunca debería combinarse con alimentos ricos en almidón como es el caso del arroz, las patatas o el maíz.

alimentos mezclar digestión

Carne + Patatas

Aunque seguro que alguna vez has comido arroz con pollo o unas lentejas con chorizo, debes saber que no es la mejor opción.
¿Por qué?
El problema de estos alimentos es que la combinación de proteínas como la carne, el cerdo o el pollo con almidones como el arroz, las patatas o las legumbres, generan una importante fermentación en nuestro estómago que aumenta las flatulencias y el malestar. Lo ideal es combinar los almidones con vegetales, por ejemplo arroz con verduras.

Frutas + Otros

La fruta es un alimento de rápida digestión que suele fermentar en nuestro estómago al poco tiempo de ingerirla, por lo que no es conveniente mezclarla.
¿Por qué?
Comer fruta de postre hace que ésta se fermente en el estómago junto a los alimentos que acabamos de ingerir, haciendo que la digestión se vuelva más pesada. Además, recuerda consumir siempre un mismo tipo de fruta, si optas por combinarlas, que sean dulces con dulces y cítricos con cítricos.

alimentos mezclar digestión