El acné en la espalda es un problema dermatológico que afecta a gran parte de la población. Aquí te enseñamos cómo eliminarlo por completo con remedios caseros.


Normalmente pensamos en el acné como un problema que afecta a nuestro cutis. Sin embargo, existen distintos tipos de acné que se distribuyen de manera distinta por todo el cuerpo, afectando a distintas zonas de la piel como el cuello, el pecho y la espalda. El acné de la espalda suele ser más resistente a los tratamientos habituales, y es necesario aplicar productos distintos de los que aplicamos en la cara.

¿Qué es el acné de la espalda y por qué aparece?

El acné es una alteración de la piel causada por el taponamiento del folículo polisebáceo y una consecuente inflamación. Es entonces cuando aparecen los granitos. Este tipo de acné suele afectar más a hombres que a mujeres, y puede causar lesiones con más inflamación y cicatrices.

Existen varios motivos por los que aparece acné en nuestro cuerpo. Según dónde aparezca, puede ser por un motivo u otro. Las principales causas del acné son:

  • Estrés: nos suele afectar en varios aspectos, y entre los más físicos están los dolores, las alergias y la aparición de acné. Estar nervioso y acelerado constantemente provoca una producción de grasa mayor, favoreciendo el taponamiento de los folículos polisebáceos que ya hemos mencionado.
  • Genética: si tus padres lo han sufrido, es bastante probable que tú y tus hijos lo heredéis.
  • Mala alimentación: tomar algunos nutrientes poco saludables en exceso y no tomar los necesarios hace que se alteren los niveles de azúcar y que aparezcan los granos de la espalda. El alto consumo de lácteos también puede llegar a favorecer el crecimiento de granos.
  • Grasas y sudoración: se producen células muertas, bacterias y suciedad en la espalda, favoreciendo la aparición de granitos. La sudoración es lo que más afecta, sobre todo si utilizas ropa que no deja transpirar bien la piel.
  • Consumir medicamentos: algunos medicamentos como los antidepresivos tienen como efecto secundario el crecimiento de espinillas en la espalda.

Cómo evitar que aparezcan los granos de la espalda

  • Primero de todo, debes utilizar ropa que deje que la piel transpire bien. Es un paso imprescindible, ya que durante todo el día tu piel estará en contacto con la ropa, sobre la que desprenderá células muertas y otras partículas sobrantes. Tienes que evitar llevar ropa ajustada y llevar prendas que no sean de algodón durante horas.
  • Realiza una exfoliación de la piel por lo menos una vez a la semana. Esto prevendrá la aparición del acné. Eso sí, deberá ser una exfoliación suave, ya que de lo contrario dañará la barrera cutánea de la piel y podrás extender la infección.
  • Hidrata constantemente tu piel con cremas específicas para acné corporal o utiliza productos jabonosos por la mañana y por la noche. Si tienen efecto antiséptico serán mucho más efectivos.
  • Con una esponja suave y un objeto para llegar a todas las zonas, eliminarás por completo la suciedad de tu espalda. Utiliza jabones neutros que respeten el pH de tu piel.

Remedios caseros para eliminar granos de la espalda

Aunque afecta principalmente a los hombres, las mujeres tampoco se libran del acné en la espalda. Además, al contrario que el acné facial, el acné de la espalda no entiende de edad. Es una afección que podemos sufrir a lo largo de nuestra vida.

Ahora que ya sabes cuáles son las causas y cómo evitar que aparezcan, te contamos unos remedios muy fáciles y caseros para que puedas acabar con los granitos de la espalda de una vez por todas.

  • Evita el uso de jabones con perfume, ya que estos contendrán alcohol que podrá irritar la piel de tu espalda. Es mejor que optes por aquellos con fórmulas neutras.
  • Extiende yogur de limón por tu espalda para secar tus granitos. Este alimento es muy eficaz contra las espinillas, ya que contiene ácido láctico, y es especialmente útil como peeling.
  • Gracias al tamaño del gránulo de la sal gorda o del azúcar moreno, podrás exfoliar tu piel. Deberás poner una pequeña cantidad en una manopla que sirva para exfoliar y realizar pequeños masajes en la espalda, incidiendo en la zona afectada por los granitos.
  • Uno de los antisépticos naturales más utilizados para tratar los granos de la espalda es el aceite de árbol de té. A diferencia de utilizarlo para la cara, hacerlo para la espalda no supondrá casi ningún riesgo, ya que la espalda es de una piel más dura y resistente y será muy difícil que se seque. Además, este aceite ayuda a cicatrizar. Para rebajarlo, moja un algodón con agua y mézclalo con una o dos gotitas de este aceite. Aplícalo en las zonas con espinillas.
  • La miel es antibacteriana, lo que la hace muy efectiva si tenemos un brote de acné en alguna zona de la espalda. Debes aplicarla durante 10 minutos y después ducharte. Límpiala muy bien, pues de lo contrario quedarán taponados los poros. Cuando te seques, utiliza una crema hidratante de aloe vera, ya que es un hidratante natural con propiedades cicatrizantes.
  • Bebe mucha agua durante el día para no perder la hidratación corporal. Además, tienes que evitar las bebidas azucaradas, que favorecen la deshidratación y la inflamación de los poros.
  • Utiliza productos que contengan zinc, ácido glicólico o ácido salicílicos. El bicarbonato de sodio mezclado con agua también es muy bueno para combatir los granitos.
  • Las infusiones de menta son muy beneficiosas, ya que el mentol es antiinflamatorio.
  • La clara del huevo posee retinoles que ayudan a que crezcan las células epiteliales.
  • El peróxido de benzoilo viene muy bien para eliminar las marcas que dejan los granos y los puntos negros de la espalda, así que un peeling con este ingrediente te vendrá genial.

Con estos remedios podrás despedirte de los granitos de la espalda, siempre siguiendo los consejos sobre hidratación e higiene que te hemos dado previamente.

Por supuesto, si tu caso de acné es severo, deberás contactar con tu médico de cabecera para que te derive a un dermatólogo que trate específicamente tu problema.