Verte más joven ahora es posible sin invertir demasiado esfuerzo. Te damos las claves para hacer desaparecer esas molestas arruguitas como por arte de magia.


Provocadas por el paso de los años, son el principal signo de envejecimiento, aunque también influyen otros factores en su aparición. Los rayos solares, la ansiedad y el estrés, el tabaco, el exceso de alcohol y una mala alimentación son los más destacados. Pero tranquila, tú misma en casa puedes conseguir disimular las arrugas sin demasiado esfuerzo. Toma nota, esto es todo lo que tienes que saber (y hacer).

Tipos de arrugas

  • Líneas de expresión

    Pueden aparecer incluso durante la juventud, y están provocadas por nuestros propios gestos con la cara. Cuanto mayor sea el número de veces que se gesticula, más probabilidad hay de que se marquen las arrugas, tanto en cantidad como en profundidad. Principalmente suelen aparecer entre las cejas, en la frente y en las patas de gallo.

  • Arrugas por flacidez

    Normalmente se empiezan a dejar ver a partir de los 40 años, cuando la piel pierde su tersura y se descuelga por su propio peso, formando de esta forma pequeños pliegues. Las zonas más propensas a padecer estas arruguitas son las comisuras de los labios, la frente y también los párpados.

  • Arrugas por envejecimiento

    Una vez cumplidos los 50 años, con la menopausia, la capa epidérmica se vuelve más fina y mucho menos consistente. Como consecuencia, la hidratación natural de la piel se ve reducida, lo que provoca sequedad y, por lo tanto, las arrugas. En este caso aparecen dispersas por todo el rostro, pero especialmente se centran alrededor de la boca y en las mejillas.

arrugas

9 trucos de maquillaje para disimularlas

Haz que tu piel luzca más jugosa: Para conseguirlo, lo primero que hay que hacer es humedecer la piel, ya que si está seca se hacen más visibles los efectos del envejecimiento. Para ello aplícate cada mañana crema hidratante o antiedad, te ayudarán a prevenir las arrugas y alisarán tu piel.

  1. Usa siempre una base líquida:

    Maquíllate con un base líquida y fluida, cubrirá las imperfecciones mejor que una compacta. La clave es poner un poco de base en tus dedos y aplicarla con suaves movimientos circulares. Después puedes recurrir a los polvos traslúcidos, pero no te pases, solo date unos pequeños toques para fijar.

  2. Define tus cejas:

    Con el tiempo, el pelo y el color de las cejas disminuye. Una solución para mantener la viveza en la mirada es definirlas con un lápiz de cejas y aplicar un poco de sombra.

  3. Ilumina tus ojos:

    Un poco de corrector en la zona inferior de los ojos ayudará a iluminar la mirada dándole frescura. Esto además de disimular las arrugas, también camuflará bolsas y ojeras.

  4. Aplica una máscara natural:

    Acentúa tu mirada aplicando máscara de pestañas, pero solo en las superiores, y en tonos marrones, que dan un efecto más natural. En cuanto a la raya del ojo, evita marcarla mucho.

  5. Ten cuidado con el colorete:

    Unos toques en la parte alta del pómulo serán suficientes. Eso sí, con movimientos ascendentes. Y recuerda utilizar colores claros, los oscuros envejecerán tu rostro.

  6. Difumina las sombras:

    Al igual que con el colorete, elige siempre sombras de ojos que sean claritas o tonos pastel. Y no te olvides de difuminarlas bien.

  7. Apuesta por un gloss suave:

    Los labios también requieren sus cuidados, date un toque de gloss brillante, pero mejor en color rosado o coral. Los labiales muy mates resaltan las arruguitas.

  8. Menos es más:

    Por último, recuerda no pasarte con la cantidad de maquillaje. Si te excedes, el sobrante se acumulará en los surcos de las arrugas y las marcará aún más.