Las vacunas son una manera de que el sistema inmune aprenda a luchar contra algunas enfermedades. Pero también en tu despensa hay defensas naturales muy eficaces.


  1. Alcachofa:

    Un aliado anticolesterol. Ayuda al hígado a eliminar toxinas y a regenerarlo. Por ejemplo, si se ha extirpado parte del hígado, la cinarina que contiene, que es un fitonutriente, ayuda a regenerar los tejidos dañados.

    Así mejora tus defensas: Aporta ácido caféico que reduce los niveles de colesterol. Es diurética y laxante y la pueden tomar los diabéticos. Además es rica en fibra.

  2. Zanahoria:

    Excelente si estás embarazada. Su aporte de yodo y de vitamina A son estupendos para las mujeres en estado de gestación. Su zumo también es un buen tratamiento contra el ardor digestivo. ¿Más? Aporta solo 30 calorias por cada 100 gramos y también es altamente diurética.

    Así mejora tus defensas: Los betacarotenos que contiene estimulan el sistema inmonológico y alimenta las defensas. Protege contra las infecciones de pulmón y de estómago.

  3. Guisantes:

    Un extra de fibra y proteínas. Los componentes nutricionales de los guisantes son estupendos para evitar malformaciones celulares. También contienen mucha fibra y ácido fólico, indispensable para evitar las malformaciones en el feto.

    Así mejora tus defensas: Ayudan a madurar los glóbulos rojos y blancos reforzando las barreras de las defensas. Protegen el corazón y evitan la anemia en estados carenciales.

  4. Tomate:

    Mejora tu capacidad mental. Este fruto rojo antioxidante y antiedad, está relacionado con la mejora de la actividad mental especialmente de las personas mayores. Es beneficioso para la memoria, reduce el riesgo de enfermedades cardiacas y regula la actividad del corazón.

    Así mejora tus defensas: Tiene caroteno, llamado también licopeno, que protege del envejecimiento celular. Si lo tomas con vitamina E (como por ejemplo, aguacate) duplicas sus beneficios.

  5. Hojas verdes crudas:

    Combaten el insomnio y no engordan. Continenen enormes dosis de calcio y hierro, previenen los casos de espina bífida en el embarazo y actúan de forma demostrada contra las cardiopatías y la prevención de las cataratas. Además, si no te pasas con el aliño, puedes comerlas sin privarte, porque solo aportan 12 calorías por cada 100 gramos.

    Así mejora tus defensas: Proporcionan antioxidantes, sobre todo en la zona del colon. La fibra que contienen colabora en el trabajo de las bacterias intestinales, muy protectoras.

  6. Espárrago:

    Es un diurético natural muy eficaz. Por eso ayuda a eliminar toxinas acumuladas y es un limpiador natural de las arterias, por lo que cuida el corazón. Además casi no contiene calorías, eso sí, modera su consumo si tienes ácido úrico.

    Así mejora tus defensas: Protege nuestras células de ataques externos y contiene vitamina C y E en altas dosis. Es un potentísimo protector frente a tumores.