¿Estás sufriendo los síntomas de la menopausia? Tranquila, por suerte hay ciertos alimentos que te ayudarán a reducir eso incómodos malestares. ¡Inclúyelos en tu dieta ya!


Cuando los ovarios dejan de ovular, las menstruaciones finalizan y con ello llega la menopausia, que aparece en torno a los 50 años, aunque es cierto que su llegada puede variar atendiendo a diversos factores. No haber estado embarazada, el uso de anticonceptivos, ser fumadora o practicar actividad física de alto rendimiento son algunos por lo que se puede adelantar. ¿Sus principales síntomas? Insomnio, sofocos, alteraciones en el estado anímico… Toma nota de estos alimentos e inclúyelos en tu dieta desde ya, porque pueden ayudarte a combatirlos.

Almendras

El magnesio ayuda a combatir los cambios de humor, además de disminuir el insomnio. Lo encontrarás en frutos secos como las almendras o anacardos, y en semillas de girasol, sésamo o quinoa.

alimentos menopausia

Leche

El calcio evita la pérdida de masa ósea y combate enfermedades como la osteoporosis. Aumenta en tu dieta los lácteos y sus derivados (mejor desnatados). También las legumbres como garbanzos o lentejas.

Salmón

La vitamina D es indispensable para una correcta absorción del calcio. Los huevos y los pescados azules como el salmón, la trucha, las sardinas o el atún son obligatorios si estás con la menopausia.

Fresas

La vitamina C que contienen ayuda a retrasar el envejecimiento de las células gracias a su riqueza en antioxidantes. Y esto es importante, puesto que con la menopausia se acelera mucho el proceso.

Avena

La fibra previene el colesterol y el azúcar, y es básica para garantizar un buen tránsito intestinal. Además, mantiene la sensación de saciedad por más tiempo. Elige cereales como la avena y el maíz.

Espinacas

Los fitoestrógenos poseen compuestos químicos de origen vegetal parecidos a los estrógenos de nuestro organismo, por ello ayudan a mejorar los sofocos y la sudoración. Búscalos en la soja, las espinacas o los berros.

¿Sabes cómo cambia tu cuerpo con la menopausia?

Se tiende a engordar
La grasa corporal, que a los 20 años es del 26%, sube al 33% a los 40 años y al 42% a los 50 años. Esto no solamente representa un factor estético, sino también de riesgo cardiovascular. Además, hay que recordar que un peso excesivo afecta a las articulaciones que, en esta época, debemos cuidar especialmente, ya que algunas enfermedades como la osteoporosis están al acecho.

Se cae más el pelo
Los estrógenos tienen un efecto protector sobre el cabello, y al llegar la menopausia desciende su concentración en sangre, por eso el pelo se vuelve más fino y tiende a caerse más. Eso sí, la mayoría de las veces hay un pico importante al principio de la menopausia y luego ya no es tan llamativo.

La piel se resiente
Las consecuencias son claras: se reduce la luminosidad, disminuye el grosor del cutis, aumentan las manchas en las manos, proliferan las arrugas y se pierde firmeza en todo el
cuerpo. ¿El motivo? Que el descenso de la hormona DHEA (deshidroepiandrosterona) impacta en la piel. Esta hormona desaparece hasta un 90% durante la menopausia y genera cambios visibles.