El verano ha pasado casi sin darnos cuenta y, de golpe, nos encontramos con los madrugones, la rutina de los niños, las tareas de la casa… A veces la vuelta a la vida normal puede convertirse en un momento duro y estresante. ¿El problema? La ansiedad por alimentos llenos de azúcar o con grasas de mala calidad hace su aparición. Cuando estamos tristes tendemos a refugiarnos en la comida, utilizándola como moneda de cambio emocional. Pero tranquila, por suerte existen alimentos que, por su composición, nos pueden ayudar a disminuir los estados de ansiedad, depresión y nerviosismo que suelen acompañarnos cuando llega septiembre. ¡Inclúyelos en tu dieta ya!

1- Salmón

Fundamental por su aporte de ácidos grasos Omega 3 y su alto contenido en magnesio, un mineral que ayuda a la relajación y regula el azúcar en la sangre. Por lo tanto, mantiene los niveles de ansiedad y previene el aumento de las hormonas del estrés. Recuerda: debes consumir pescado azul al menos tres veces por semana.

salom

2- Chocolate negro

Lo comemos por su sabor, pero también cuando nos sentimos un poco decaídas y tristes. Esto es porque reduce la hormona del cortisol y libera reacciones químicas en nuestro cerebro que nos hacen sentir mejor. Solo hay una norma: debes tomarlo con más de un 80% de cacao puro.

3- Yogur

El yogur contiene probióticos, los cuales ayudan a cambiar la respuesta del cuerpo al estrés y la ansiedad. Además, los lácteos también contienen triptófano, que nos aporta una sensación de relajación y bienestar, y nos ayuda a dormir mejor.

alimentos tristeza

4- Almendras

Son buenas aliadas para aliviar el estrés. ¿La razón? Su contenido en zinc (que levanta nuestro ánimo casi al instante), su contenido en magnesio, que relaja, y su aporte de vitaminas B2. Puedes tomar entre 10 y 15 almendras al día sin tener que preocuparte por la báscula.

5- Plátano

El plátano es rico en hidratos de carbono y fibra, lo que favorece la sensación de saciedad. ¿Más? El plátano es precursor de la serotonina y de la melatonina, el neurotransmisor que induce al sueño y al buen equilibrio en los ciclos biológicos, por lo que es uno de los mejores alimentos para combatir la tristeza y el estrés.

Y recuerda…

En situaciones de estrés y tristeza el organismo necesita un mayor número de recursos energéticos, ya que consume más nutrientes. Si se los proporcionas a través de alimentos naturales, evitarás caer en tentaciones impulsivas. Pero también es muy importante descansar bien, ya que la falta de sueño interfiere en las hormonas implicadas en el control de nuestro peso y en el centro de recompensa de nuestro cerebro. Si no duermes lo suficiente alteras el metabolismo, lo que suele acabar con la consecuencia de comer peor. ¿Lo recomendable? Entre 7 y 9 horas al día.