Potencia la flora intestinal

¡NUESTRA GRAN ALIADA!
Se habla mucho de a flora intestinal, desde aquellos anuncios de una famosa marca de yogures, en los que aparecían actores que mejoraban su flora intestinal y su tránsito, hasta las últimas noticias sobre como interactúan con nuestro sistema inmune, genética, etc.

Como dato curioso, somos más células no humanas que humanas en nuestro cuerpo. La diferencia entre los microorganismos y nuestras células es que el tamaño es muy muy diferente, por eso se nos ve a nosotros y no a todas esas células no humanas que viven en simbiosis con nosotros.
Es importante conocer qué es la flora intestina o la microbióta intestinal. Son todos aquellos microorganismos que habitan en el tracto digestivo, y que colonizan especialmente el intestino. Esta microbiota, se compone de bacterias, hongos, levaduras, y de muy diferentes tipos.

Dentro de la microbiota intestinal podemos diferenciar entre diferentes tipos de microorganismos en función de como se posicionen con nosotros, encontrando los patógenos, que no son beneficioso y nos van a producir problemas intestinales. Los beneficiosos que son los que tenemos que potenciar. Y los patógenos oportunistas, en función de las condiciones intestinales pasaran a tener una acción patógena para nosotros.

Por eso es importante ayudar a mantener la flora intestinal de la mejor forma posible. Ya que los problemas derivados de una mala microbiota de produce en sensación de hinchazón, digestiones pesadas, mal transito intestinal, aumento de procesos inflamatorios y un largo etc.
Para potenciar los microorganismos beneficiosos debemos de distinguir entre distintos tipos de alimentos, los alimentos probióticos, que son aquellos que contengan microorganismos buenos, y los alimentos prebióticos que son aquellos que ayudan a alimentar a la flora intestinal y ayudar a que proliferen los beneficiosos.

En nuestra dieta debemos de incluirlos de forma diaria, al menos los prebióticos.

Alimentos probióticos: yogur natural, chucrut, té kombucha, kéfir, kimchi, microalgas, tempeh, miso, y otros fermentados.

Alimentos prebióticos: aquellos que contengan fibra como las frutas, verduras, hortalizas, así como cereales como la avena.

También es importante descansar correctamente, tener un bajo nivel de estrés, realizar actividad física, e hidratarse correctamente.

Si prestamos atención a ese tipo de alimentos, y estilo de vida, la flora intestinal que viva en simbiosis con nosotros será buena.

Situaciones especiales.
Después de una situación patológica en la que el doctor/a nos ha recetado antibioticos, es conveniente tomar un ciclo de probióticos para repoblar cuanto antes esta flora y favorecer el crecimiento de bacterias beneficiosas. Estos se pueden comprar en farmacias, es recomendable ser asesorado por un profesional, sea farmaceutico/a, nutricionista o doctor/a.

Es recomendable también después de tener problemas intestinales como diarreas o incluso un mal transito intestinal.

También es recomendable llevarlos cuando viajemos a un país en el que la cultura gastronómica sea muy diferente, o las condiciones higiénicas no sean las adecuadas.

No obstante, en caso de tener problemas intestinales recurrentes, se debe de consultar con un especialista para realizar pruebas diagnosticas para hallar el problema. En muchos casos se hacen estudios de heces para conocer si existe disbiosis intestinal, patología en la que existe una flora intestinal inadecuada, o desequilibrada, provocando problemas en el sistema digestivo, exceso de gases, estreñimiento, diarreas, etc.

Cuida tu alimentación, estarás cuidando tu flora intestinal, y ella estará cuidando de ti.

ALFONSO ROMERO
NURTICIONISTA Y DIETISTA DEL CENTRO CARMEN MONTALBÁN
Calle de Nicasio Gallego, 9, 28010 Madrid
Teléfono: 915 91 70 52
www.carmenmontalban.com

Alfonso Romero @adietadedietas
Dietista-Nutricionista. MAD00552

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here