Los malos hábitos que dañan tu boca y debes evitar

Todos tenemos alguna que otra manía y nos resulta casi un imposible deshacernos de ella pero, ¿y si te dijésemos que tu salud bucodental puede verse afectada? Muchos de los hábitos más comunes y rutinarios perjudican nuestros dientes, descubre cuáles son y STOP!

6Morderse las uñas

Además de crear un efecto nada estético, debemos tener en cuenta que las manos son el principal nido de bacterias por lo tanto estamos ante un hábito antihigiénico que puede aumentar el riesgo de sufrir infecciones bucales así como afectar  a la articulación de la mandíbula (muchas de las personas que se muerden las uñas potencian la aparición de bruxismo y en Instituto Profesor Sada son testigos de ello)

5Morder lapiceros y bolígrafos

Estar estudiando o trabajando implica tener a nuestro alcance bolis, lapiceros…e inconscientemente acabamos mordiendo el tape o cualquier otra parte.
Repetir de manera continuada esta acción puede derivar en la fractura de piezas dentales.

4Utilizar los dientes como si de una tijera se tratasen

Seguro que más de uno acostumbra a cortar hilos y etiquetas o abrir envases con los dientes. Advertimos que este hábito puede resultar perjudicial para vuestra salud bucodental (cortes en lengua o labios, infecciones, fracturas en dientes…)

3Cepillarse los dientes con brusquedad

Son muchos quienes piensan «me lavo los dientes solo una vez al día pero me los lavo a conciencia», ERROR!
Lavarse los dientes con euforia y brusquedad no conseguirá jamás los mismos resultados que una rutina de higiene bucodental correcta, es más, podemos generar irritación en las encías, aumentar la sensibilidad en los dientes e incluso dañar el esmalte dental.

2Uso de palillos

Se han convertido en un imprescindible en cafeterías, restaurantes e incluso en los hogares. Su uso puede llegar a dañar las encías por lo que desde Instituto Profesor Sada aconsejan remplazarlos por hilo dental o cepillos interproximales.

1Masticar hielo

Se nos ha acabado el refresco y no sabemos cómo pero sentimos la necesidad de juguetear en nuestra boca con esos trocitos de hielos que aún no se han derretido. Debido a su dureza, masticar hielo puede causarnos fracturas en los dientes.

Para más información, puedes consultar con el Instituto Profesor Sada, un equipo formado por profesionales en la odontología avanzada. Ellos podrán aconsejarte en lo que necesites y ofrecerte los mejores tratamientos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here