El huevo ¿Es un enemigo?

Como todos sabemos, la yema del huevo contiene colesterol, aproximadamente unos 200 mg por una unidad mediana, por lo que puede parecer lógico disminuir su consumo como medida de prevención de sufrir enfermedades cardiovasculares. Tanto es así que los expertos recomendaban limitar su consumo a 2-4 huevos por semana.

Pero esto no es tan simple como parece, es decir, la ingesta de colesterol a partir del huevo no tiene relación con la subida de colesterol sanguíneo.

El colesterol es una molécula que está presente en todas las membranas celulares de nuestro cuerpo, por lo que sin colesterol no podríamos vivir. También forma parte de hormonas esteroides como la testosterona, el estrógeno y el cortisol. Teniendo esto en cuenta, nuestro organismo debe asegurarse de que tenemos la cantidad de colesterol adecuada para cubrir estas necesidades, por lo que nuestro hígado tiene la capacidad de producirlo. Si nosotros ingerimos colesterol a través de la dieta, nuestro cuerpo producirá menos.
La ciencia de la nutrición tan solo lleva unas décadas entre nosotros, por lo que es normal que cada día se descubran cosas nuevas y se refuten ideas que estaban establecidas entre nosotros.

Los últimos estudios científicos demuestran que lo que realmente está asociado a un aumento de colesterol sanguíneo es el tipo y la cantidad de grasa que se consume y no la cantidad de colesterol. O lo que es lo mismo, el colesterol del huevo no está relacionado con el aumento de colesterol sanguíneo y si lo estará el abuso de embutidos, margarinas, grasas saturadas por la industria alimentaria y aceites refinados de baja calidad.

Además, la yema del huevo no es sólo colesterol, sino que también contiene otros lípidos, vitaminas liposolubles, hierro y proteínas, casi la misma cantidad de proteínas que la clara.

Y ahora os preguntaréis, ¿Puedo comer huevo a diario? Por supuesto que sí, podréis consumir incluso dos unidades si lo deseáis, eso sí, sin dejar de prestarle atención al resto de la dieta que deberá ser rica en frutas, verduras, hortalizas y legumbres y evitar el consumo de alcohol, bollería y productos ultraprocesados.

ANA BELÉN LÓPEZ:  NUTRICIONISTA DEL ESPACIO JG FITNESS COACHING
Calle Sagunto 15, Madrid.
www.jgonzalez-fitnesscoaching.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here