El error de olvidar el uso de interdentales o seda dental

Para realizar una correcta limpieza bucodental son necesarios otros elementos de ayuda pues no solo basta con un “cepillado clásico”
Los espacios que existen entre los dientes son el lugar perfecto para que restos de comida y placa queden acumulados. El cepillo tradicional es incapaz de acceder a estas zonas lo que puede provocar enfermedades y problemas dentales en un futuro.

Cada uno ha sido diseñado para un propósito, en el caso de la limpieza de espacios muy pequeños entre los dientes utilizar el hilo dental es lo más idóneo mientras que si estamos ante un espacio de mayor protagonismo emplear cepillos interproximales resulta clave, pero si queremos “arrampar” con todos los posibles restos de placa y alimentos entre los dientes lo más adecuado es el uso del irrigador bucal.

No es necesario utilizar estas “herramientas” después de cada cepillado, una vez al día resulta suficiente.

SEDA DENTAL
Existen varios tipos: Hilo dental; tiene superficie redondeada. Su uso es frecuente para espacios pequeños, Cinta dental; con una superficie más plana indicada para espacios más grandes, Super-floss: específico para puentes fijos y aparatos de ortodoncia.

¿Cómo se utiliza? Basta con cortar un trozo suficiente para poder pasarlo bien entre diente y diente. Deslícelo suavemente hacia arriba y hacia abajo sin llegar a toca la encía ya que esta podría dañarse a través de cortes.

INTERDENTALES
Su uso debe ser suave, no es apropiado realizar movimientos bruscos que empujen o rocen la encía ya que podemos dañarla y dar lugar a sangrados, infecciones e inflamaciones. Debemos utilizarlo con movimientos rectos (hacia dentro y hacia fuera).

Es fundamental que un experto nos indique el tamaño del interdental más apropiado respecto a nuestra posición dental para evitar dañar nuestras piezas, incluso es frecuente necesitar más de un tamaño.

Cuando observemos que los filamentos están deteriorados debemos renovar el cepillo para que realice su función de manera óptima.

IRRIGADOR BUCAL
Se trata de un aparato que utiliza agua a presión con distintas velocidades. Dicha presión elimina toda la placa y restos de alimentos que puedan quedar entre los dientes. Ya sean grandes o pequeños espacios interdentales.

Los odontólogos especializados lo recomendamos siempre en tratamientos de ortodoncia, prótesis fija (coronas, puentes y carillas) e implantes.


DRA NADIA SARMINI

ODONTÓLOGA Y DIRECTORA DE CLÍNICA BERNABÉU
C/ De los Hermanos Pinzón 4, Madrid.
Tfo. 915631438/ 915631378
www.clinicadentalbernabeu.es

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here