Coaching: QUIÉRETE BIEN. Consejos para reforzar tu autoestima.

Todo depende de la valoración que tenemos sobre nosotros basada en las experiencias que hayamos tenido a lo largo de nuestra vida.

¿Sientes que tienes la autoestima baja? ¿Quieres saber qué hacer para reforzarla?
La autoestima, es decir, la percepción que tenemos de nosotros mismos, es importante trabajarla cada día ya que afecta a todos los campos de nuestra vida. Hay personas que tienen una autoestima alta y caminan por la vida con seguridad y en cambio otras tienen una autoestima baja y parece que viven sufriendo. Todo depende de la valoración que tenemos sobre nosotros basada en las experiencias que hayamos tenido a lo largo de nuestra vida. La buena noticia es que, con sencillas pautas diarias, puedes cambiar la idea que tienes sobre ti y conseguir resultados en tu vida muy satisfactorios.

PAUTAS PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA
Algunas indicaciones diarias para mejorar tu autoestima, ¡adelante, es el momento del cambio!:

1.- Toma consciencia de qué pensamientos “rondan tu cabeza” durante el día sobre ti misma y empieza a cambiarlos.
El 80% del tiempo estamos hablando con nosotros y el 90% de las cosas que nos decimos interiormente no son, precisamente “piropos”. Nos castigamos continuamente por todo lo que “hacemos mal” con palabras internas (pensamientos) que no son nada agradables.
¿Cómo cambiar estos pensamientos? Observándolos. Por ejemplo, si estás en un atasco y llegas tarde al trabajo, puedes pensar: “Parezco tonto, tendría que haber salido antes de casa…” Parece un pensamiento inocente, sin embargo, nuestro cerebro se toma los pensamientos muy en serio y los interioriza.

El ejercicio es el siguiente: date cuenta de ese pensamiento y, en lugar de enredarte con él y acabar sintiéndote fatal, cámbialo por un pensamiento amable como: “Hoy he sido más lento, la próxima vez voy a salir antes de casa y así no llegaré tarde”. Sustituir una frase por la otra cambia totalmente la experiencia de ese momento y en lugar de alimentar la baja autoestima estarás alimentando el amor y el respeto por ti mismo. La vida se construye momento a momento, pensamiento a pensamiento. Cada pensamiento es importante y cambiar los pensamientos que tienes sobre ti está en tus manos.

2.- No te compares con nadie. Nos comparamos constantemente con los demás y, muchas veces, nos sentimos inferiores a ellos, esto también alimenta la baja autoestima. No sabes qué está viviendo la persona con la que te estás comparando y quizás, aunque no te lo imagines, a ella le gustaría parecerse a ti en muchas cosas. Eres un ser único e irrepetible. Cuando te des cuenta de que te estás comparando con alguien frena ese pensamiento y dite a ti mismo: “Soy único e incomparable”. Practícalo durante todo el día, incluso cuando no te estés comparando con nadie. ¡Te va a ayudar, ya verás!

3. Utiliza “afirmaciones positivas” durante todo el día. Son frases cortas en positivo y en presente que reforzarán tu autoestima. Cada momento del día es una oportunidad para regalarte conscientemente esos piropos que no sueles decirte y también para afirmar que el día de hoy es importante y que tú también lo eres.
Algunos ejemplos de afirmaciones positivas son: “Qué buena cara tengo hoy”, “Hoy es un día maravilloso”, “Hoy disfruto de cada momento del día”, “Me felicito por hacer hoy un buen trabajo”, “Me siento muy orgulloso de mí”, “Me siento seguro de mí mismo”, “Todo lo que me sucede hoy es importante para mi aprendizaje”, “Consigo en cada momento lo que quiero sin gran esfuerzo”, “Me relaciono con los demás con facilidad”, “Tomo mis propias decisiones”, “Me siento feliz”, “Me siento atractivo”…

Puedes crear tus propias afirmaciones positivas, repetirlas durante todo el día, introducirlas en tus conversaciones, escribirlas y pegarlas en la nevera… Cuanto más cerca tengas tus afirmaciones, mejor.

Aunque al principio no lo sientas como real, poco a poco irás interiorizando estas afirmaciones y sintiendo, en tu cuerpo, la emoción expresada. ¡Sigue practicando cada día y sentirás el cambio!

4.- Regálate una hora de tiempo para ti semanalmente. Es un ejercicio muy sencillo que aumentará tu autoestima disfrutando del momento. Resérvate una cita semanal contigo mismo y haz lo que más te apetezca. Es solo una hora y es muy importante que la cumplas. Tómate esta cita muy en serio y no te la saltes por nada del mundo. Es la cita más importante de la semana, te lo aseguro (aunque tu mente trate de hacerte creer que no lo es, lo es). Te mereces disfrutar; mímate, cuídate, cómprate algo que te guste. No tiene que ser caro, a veces con una fruta exótica que nunca has tomado y te gustaría probar, es suficiente. Date un paseo por el campo, lee, mira esa película que tienes pendiente… Disfruta de tu cita con alegría y relax, es un regalo para tu alma y para tu cuerpo.

5.- Por la noche, antes de dormir, anota en un cuaderno todo lo que te ha gustado del día. Es importante que seas generoso contigo mismo y que anotes hasta el más mínimo detalle. Todo es importante, desde lo amable que has sido al dejar pasar delante de ti a esa persona que tenía menos compra que tú, hasta los pequeños logros personales o profesionales. Cada detalle es importantísimo, anótalos todos y felicítate.

¡Ah! Y muy importante, el practicar mindfulness te va a ayudar a mejorar notablemente tu autoestima, puedes ver todos los detalles de su práctica AQUÍ.

Entonces, ¿vas a quererte, mimarte y atenderte
a ti mismo hoy?

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here