¿Qué es la resolución 4k?
La resolución de las pantallas de televisión se mide según los píxeles que forman cada imagen: a mayor cantidad de píxeles mayor resolución y a mayor resolución mayor nitidez. Las pantallas con mayor resolución permiten ver la televisión más de cerca sin que se vean los píxeles, y nadie quiere ver los píxeles, ¿verdad?

Actualmente, la mayoría de las televisiones son en HD (alta definición) y, por tanto, están en alguna de las resoluciones siguientes:
• 720p: la pantalla tiene 1280 columnas y 720 píxeles por columna. Es la resolución mínima que podemos considerar HD.
• 1080p: Se conoce como Full HD, 1920 columnas de 1080 píxeles cada una. Un total del doble de píxeles que en la resolución anterior. Es la resolución en la que se produce y distribuye la mayor parte del material audiovisual actual.
• 2K: Tiene 2048 columnas, aunque la cantidad de píxeles en cada columna es indefinida. No es un formato tan habitual como el Full HD.
• 4K: También llamada Ultra HD (UHD) tiene 3840 columnas de 2160 píxeles cada una, un total de 4 veces más píxeles que el Full HD.

Se ha empezado ya a comercializar una resolución superior, la 8K, pero aún se produce poco material para ese tipo de pantallas, que además aún son escasas y carísimas.

¿Notamos realmente los cambios de resolución?
Para ver bien las imágenes no sólo debemos tener una buena resolución de pantalla, sino que hay que entender que también intervienen otros dos factores.

Por una parte, nuestra capacidad de visión, que hace que, por ejemplo, seamos incapaces de captar todo el detallismo del 8K, o incluso del 4K en algunos casos de personas con la visión reducida.

Por otra parte, el tamaño de la pantalla, que es un detalle que solemos pasar por alto, pero tiene mucha importancia, ya que, aunque no hay un tamaño concreto para cada resolución específica, sí se pueden seguir unas cuantas indicaciones, empezando por una cuestión muy simple, que para mayor resolución es mejor una pantalla mayor:

• Para las pantallas con resolución HD, el tamaño de pantalla ideal se sitúa entre las 19 y las 36 pulgadas, aunque podemos llegar a una tv 40 pulgadas si disponemos de un espacio de entre 3 y 4 metros entre el lugar dónde la colocaremos y el sitio desde dónde la vamos a ver.
• Para las pantallas con resolución Full HD lo ideal está entre las 24 pulgadas a una distancia corta y las 55 en habitaciones amplias.
• Para las pantallas con resolución Ultra HD lo ideal es no bajar nunca de las 40 pulgadas. Eso hace que no se trate de la resolución adecuada para espacios pequeños, ya que puede ser incómodo ver una tele de 40 pulgadas a menos de metro medio.

Es importante tener en cuenta la distancia en la que nos coloquemos, por así decirlo, ya que la visión de la imagen varía muchísimo según la distancia desde la que se observe. Asimismo, cuando la pantalla se vaya a usar en un ordenador, debe elegirse un mayor tamaño para que se puedan captar bien los detalles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here