Porque necesitamos vitamina C en verano

Es una bomba de belleza. La vitamina C combate las arrugas y manchas y estimula la producción de colágeno. Toma una dosis extra en verano para proteger tu piel.

Quemadruas, manchas, picaduras, indigestiones… El verano también trae consigo ciertos problemas que pueden acabar siendo verdaderos quebraderos de cabeza. ¿La clave para evitarlos? Tomar un plus de vitamina C. ¡Toma nota de todos sus beneficios!

Piel perfecta
La vitamina C tiene propiedades antioxidantes que ayudan a contrarrestar los daños celulares causados por los radicales libres debido a la exposición solar. Además, también contribuye en la curación de heridas y es clave en la síntesis del colágeno, una de las proteínas responsables de mantener la piel joven, tersa y luminosa.

Adiós picaduras
Nuestro cuerpo libera una sustancia llamada histamina como mecanismo de defensa para protegernos de las picaduras de mosquitos; pero este mecanismo a la vez produce ronchas y picazón asociado. La vitamina C actúa como un antihistamínico natural, ayudando a desintoxicar la histamina y, a diferencia de los fármacos, está libre de efectos secundarios.
Libre de virus.

Los cambios a nuevos climas
y entornos durante las vacaciones reduce nuestros niveles de vitamina C; por lo que es esencial reforzar nuestra alimentación con un mayor consumo de frutas y verduras, ya que fortalece el sistema inmunológico y nos protege de posibles virus. ¿Los imprescindible en tu dieta? ¡Estos seis!

1. FRESAS
Es una de las frutas que mayores beneficios aporta a nuestro organismo por el gran número de propiedades y vitaminas que tiene, pero de todas ellas, la mayor cantidad es la C. También contienen fibra, flavonoides, ácido elágico y antioxidantes, que son claves para combatir el envejecimiento y protegernos contra las enfermedades crónicas.

2. BRÓCOLI
Te aporta 110 mg. de vitamina C por cada 100 gramos. La forma más eficaz de consumirlo es crudo, pero si no te gusta así, procura que su cocción sea corta y quede crujiente. También puedes cocinarlo al vapor. Respecto a otras coles, como la coliflor o el repollo, posee una mayor riqueza en vitaminas y minerales.

3. PIMIENTOS
Aunque no lo creas, es el alimento más rico en vitamina C, si bien la cantidad depende de su color. Los que más contienen son los amarillos (100 gramos de pimientos de este color tienen 183 mg. de vitamina C) por delante de los rojos y verdes. Es mejor tomarlos en crudo, pero puedes hacerlos también en salsa.

4. KIWI
Además de ser un gran aliado para mejorar tránsito intestinal y combatir el estreñimiento,
el kiwi es una fuente esencial de esta vitamina. Tiene casi dos veces más cantidad que cualquier cítrico. Una porción contiene el 240% de la ingesta diaria que se recomienda.


5. PAPAYA
Es una fruta tropical originaria de Centroamérica, pero hoy en día es muy fácil encontrarla en España en cualquier época del año. La papaya es perfecta para la piel por su gran cantidad de vitamina C, pero también porque es una buena fuente de antioxidanes y betacarotenos.

6. ESPINACAS
Su contenido en agua es muy alto y la cantidad de grasas e hidratos de carbono es muy baja, a pesar de que es uno de los vegetales que más proteínas contiene. Además, es rica en fibras, y es una excelente fuente de vitaminas C, A, E, y las del grupo B.

 

También te vendrá bien estos productos:
— Crema de Noche Vitamina C Q10 Plus, de Nivea. 12,15 €
— Complemento Vitamina D, de Nutrilite. 21,91 €
— Sérum Liposomal C-VIT, de Sesderma. 32 €

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here