Algunas preguntas que desde siempre se ha hecho el ser humano son: ¿Existe vida
extraterrestre? ¿Existe alguna civilización, más allá de lo que nosotros conocemos?

La respuesta sigue siendo una incógnita; aunque continuamente aparecen miles de
suposiciones, nada hasta el momento ha podido demostrar la existencia a ciencia
cierta de una vida extraterrestre.

La paradoja de Fermi
Enrico Fermi, fue un físico que planteó una pregunta clave en el afán de sacar algo de
luz a la posibilidad o no de una vida extraterrestre: « ¿Somos los seres humanos la
única civilización avanzada en el Universo?».

Fermi se planteaba lo siguiente: si hubiera numerosas civilizaciones avanzadas en
nuestra galaxia, entonces « ¿Dónde están? ¿Por qué no hemos encontrado trazas de
vida extraterrestre inteligente, por ejemplo, sondas, naves espaciales o
transmisiones?».

Aquellos que se adhieren a las conclusiones de Fermi suelen referirse a esta premisa
como el principio de Fermi.

La paradoja de Fermi puede resumirse de la siguiente manera:
El hecho de que sea común creer que en el Universo se puedan hallar civilizaciones
tecnológicamente avanzadas, pero de las cuales no tenemos ningún indicio, se
prestaría a suponer que nuestras observaciones, o incluso nuestro conocimiento, son
defectuosos y/o incompletos.

¿Cuándo surgió la paradoja de Fermi?
Fue en una época en la que Fermi estaba trabajando en el Proyecto Manhattan cuyo
fin era el desarrollo de la bomba atómica estadounidense.

La respuesta de Fermi a su paradoja es que toda civilización avanzada posible,
desarrollada en la galaxia, tiene gracias a su tecnología el potencial de exterminarse;
tal y como percibía que estaba ocurriendo en aquella época.

El hecho de no encontrar otras civilizaciones con vida extraterrestre implicaba para él
un trágico final para la humanidad.

¿Estamos realmente solos en el universo?

Didier Queloz, físico de la Universidad de Cambridge, ganadores de un Premio Nobel
de Física por su descubrimiento del primer exoplaneta que orbita una estrella similar al
sol, dijo tras la ceremonia de entrega del premio que su trabajo le ha llevado a estar
"absolutamente convencido" de que el ser humano detectará vida extraterrestre en los próximos 100 años:

«No puedo creer que seamos la única forma de vida inteligente en todo el universo. Hay
demasiados planetas, también puede haber estrellas… la química que llevó a la vida
tiene que suceder en otros lugares».

Su declaración es, en cierto modo, una respuesta a una pregunta que el físico Enrico
Fermi planteó por primera vez a sus colegas durante un almuerzo en el año 1950
Podría decirse, según Fermi, que en los 4.400 millones de años empleados en la
evolución de la vida inteligente en nuestro planeta, el resto de nuestra misma galaxia
debería haber sido invadida por alienígenas igualmente inteligentes y
tecnológicamente avanzados.

Pero, a pesar de décadas de buscar signos de vida extraterrestre en la Vía Láctea, no
hemos encontrado nunca nada ni a nadie.

Los científicos ha intentado ofrecer innumerables posibles respuestas a la pregunta:
una de ellas “que los extraterrestres están hibernando o escondiéndose
deliberadamente de nosotros”.

Algunos investigadores también han sugerido algo terrible, pero que quizá no esté del
todo desencaminado: las civilizaciones tecnológicas altamente avanzadas se destruyen
a sí mismas antes de tener la oportunidad de ponerse en contacto con otra vida
inteligente en el universo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here