Hablar hoy día de fusión nuclear y referirse a ella como la energía del futuro, puede toparse con alguna respuesta que haga mención a la llamada fusión fría.

Aunque el término “fría” no se aplica a los reactores de fusión actuales, ya que la temperatura que alcanzan es diez veces superior a la del interior del Sol, lo cual es algo
absolutamente extremo.

La fusión fría nació el 23 de marzo de 1989, y ha perdurado casi como un meme cultural, haciendo sombra a su némesis legítima, la fusión caliente.

La fusión de dos núcleos atómicos ligeros como los del hidrógeno -un protón- o el deuterio -un protón y un neutrón- libera más energía de la que consume. Este es un motivo por el cual se investiga su potencial como fuente energética de futuro.

Sin embargo, esto no implica que no precise energía: la requiere, y en grandes cantidades; los millones de grados de temperatura serán necesarios para que los núcleos se desnuden de sus electrones, y formen un plasma que permita la fusión.

Este fenómeno ocurre de forma natural en las estrellas como el Sol, donde el hidrógeno se fusiona para producir helio.

¿Es posible la fusión fría?
Últimamente se habla bastante de generadores de fusión nuclear como solución a nuestras crecientes necesidades energéticas, pero… ¿Es posible la fusión fría? ¿De verdad hay máquinas capaces de producirla?

Una tecnología alimentada por la fusión nuclear tendría el potencial de generar una cantidad de energía tremenda a partir de una cantidad mínima de combustible: la fusión de un kilo hidrógeno para formar helio libera más energía que 10 millones de kilos de combustibles fósiles.

Por desgracia, hasta ahora no se ha conseguido que ninguna reacción de fusión nuclear
genere más energía de la que se invierte en producirla… Y, a día de hoy, la reacción que se ha podido mantener estable durante más tiempo sólo ha durado 30 segundos.

La fusión nuclear es lo que ocurre cuando los núcleos de dos átomos se unen para formar un núcleo aún mayor y, por tanto, se convierten en un elemento nuevo y más pesado. Los intentos por recrear reacciones de fusión nuclear giran en torno al deuterio y el tritio, ya que dentro de lo que cabe, estos dos isótopos del hidrógeno son “fáciles” de fusionar para formar helio.

Pero “fáciles” entre comillas, y explicamos porqué:
Para que formen un núcleo de helio y liberen la energía que les corresponde, primero
hay que acercar los núcleos de dos átomos de hidrógeno hasta que estén separados
por una distancia menor a una billonésima de un milímetro (10 -15 metros).

Existe un problema: los núcleos de los átomos contienen protones, partículas que
tienen carga positiva, así que se repelen entre sí con más fuerza cuanto más cerca se
encuentran.

La fuerza de repulsión aumenta con el cuadrado de la distancia a medida que dos
partículas se acercan, por lo que si la distancia que las separa se reduce a la mitad, es
entonces cuando la fuerza de repulsión se cuadriplica.

Para superar esa fuerza repulsiva cada vez mayor se necesitan temperaturas de, como
mínimo, alrededor de 10 millones de grados y presiones igualmente extremas.

En la naturaleza, estas condiciones sólo se dan en los núcleos de las estrellas. Por
ejemplo, en el núcleo del Sol, con una temperatura de 15 millones de grados y 250.000
millones de atmósferas de presión.

Los núcleos de los átomos están tan cerca unos de otros que forman un plasma con
una densidad 150 veces superior al agua.

Estas limitaciones tecnológicas son las que hacen que la idea de la fusión fría sea tan
atractiva: se trataría de la creación de reacciones de fusión nuclear a presiones y
temperaturas atmosféricas, pero que seguirían liberando una cantidad inmensa de
energía.

Si alguien encontrara, por tanto, una manera de hacer realidad este concepto, podríamos crear reacciones de fusión nuclear con una cantidad mínima de energía y
entonces todas las complicaciones desaparecerían.

Tendríamos a nuestra disposición una fuente de energía barata y limpia, que representaría una posibilidad con la que podríamos abastecernos “por siempre y para siempre”.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here