La secuencia de Fibonacci es una sucesión matemática infinita que consta de una serie de
números naturales que se suman de a 2, a partir de 0 y 1. Esto quiere decir que la sucesión de Fibonacci se lleva a cabo sumando siempre los últimos 2 números y así hasta el infinito.

Lo que muchos no saben es que esta secuencia también se puede utilizar para convertir de
kilómetros a millas.

Los primeros números de la secuencia Fibonacci son 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89,
144, 233 y 377. Una secuencia en la que, como se puede apreciar, el primer número es el
cero y el segundo el uno, siendo los siguientes la suma de los dos anteriores.

Cómo pasar de kilómetros a millas con Fibonacci
Si nos aprendemos esta sucesión de números, podremos convertir las millas en kilómetros
y pasar de kilómetros a millas al menos de manera aproximada. Por ejemplo, 5 millas son 8 kilómetros, 55 millas son 88,51 kilómetros o 144 millas son 231,7 kilómetros. Es decir, solo hay que mirar el número que va antes o después para realizar la conversión entre ambas unidades.

La conversión de kilómetros a millas se hace en realidad multiplicando por 1,60934, ya que
una milla equivale a esa cantidad de kilómetros, un valor muy cercano al número áureo que es 1,61803. La relación entre números consecutivos de la sucesión Fibonacci tiende a
1,61803 a medida que se progresa en dicha secuencia.

Solo hay que buscar el valor aproximado a convertir en la secuencia y el siguiente será su
equivalente en kilómetros o al revés. El secreto está, por tanto, en el hecho de que el
número áureo y la cantidad de kilómetros que tiene una milla son valores muy parecidos.

La secuencia Fibonacci
La sucesión de Fibonacci es una de las sucesiones numéricas más conocidas y populares.
Y no solo por la gran cantidad de veces que aparece tanto en problemas matemáticos como
otros de diversa índole, sino también por su relación con el número áureo.

Este último se trata de un número algebraico que posee una serie de propiedades muy
interesantes como relación o proporción entre segmentos de rectas. Una proporción que se
halla tanto en algunas figuras geométricas como incluso en algunos elementos de la
naturaleza.

En realidad, convertir de kilómetros a millas con la secuencia Fibonacci no es algo realmente matemático, sino más bien una casualidad numérica. Como vemos también, no
se trata de una equivalencia de kilómetros a millas y viceversa totalmente precisa, pero sí
puede servirnos para tener un cálculo rápido y aproximado.

En definitiva, esta es una más de las curiosidades relacionadas con la sucesión de
Fibonacci que nos podemos encontrar. Una secuencia numérica muy fácil de calcular y que puede servirnos para pasar de kilómetros a millas o viceversa son con memorizar la
sucesión de números y tener en cuenta el anterior o el posterior de cada uno.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here