Existe una tendencia a querer explicarlo todo, pues es difícil para muchos aceptar que
una cosa no se sabe, o incluso que es muy difícil de saber.

Las explicaciones mitológicas, metafísicas, místicas o mágicas, por usar algunos
adjetivos, son habituales cuando se quiere argumentar y atribuir una explicación a
hechos y sucesos de los que realmente no se saben las causas.

Un ejemplo de ello es el uso del concepto “cuántico”, el cual parece que al nombrarlo
ya sea una explicación por sí solo de fenómenos naturales, que hoy día, siguen
representando científicamente un misterio.

Hubo un tiempo, en que la explicación a inacabables misterios fue la que en aquel
momento se decía haber descubierto: la cuarta dimensión.

¿Qué es la 4º dimensión?
Todos hemos oído hablar de la cuarta dimensión, y es algo que nos suena a ciencia
ficción.

Los seres humanos somos seres tridimensionales, esto significa que percibimos
nuestro entorno en función de tres dimensiones: longitud, latitud y altitud.

Dicho de otra manera, identificamos la izquierda y derecha, el adelante y atrás, y el
arriba y abajo.

¿Dónde se encuentra entonces la cuarta dimensión? Esta existe de manera simultánea
con las otras tres dimensiones conocidas, y forma un ángulo recto con respecto a ellas.

Algunos matemáticos han podido describir de manera matemática esa cuarta
dimensión, siendo imposible, en cambio, señalar donde esta se hallaba ubicada.

Aunque hasta el momento haya resultado imposible experimentar físicamente la
existencia de esa dimensión, no se ha cesado en intentar demostrar que realmente
exista.

Fue en Inglaterra, durante la época victoriana, en que se empezó a nombrar a la cuarta
dimensión como responsable de cuanto fenómeno carente de explicación lógica se
podía observar.

En ella se “escondía” todo lo misterioso, oculto, espiritual, que parecía escapar a un
alcance comprensible para la ciencia del momento.

Se mezclaban conceptos religiosos como el “cielo”; atribuyendo así la posibilidad de
que este se hallara en esa misteriosa y desconocida cuarta dimensión.

¿Es posible entrar en la cuarta dimensión?
Existen diferentes teorías e hipótesis sobre si es posible, y cómo, entrar en la Cuarta
Dimensión.

Sería el equivalente a entrar en el tiempo y viajar al futuro, por ejemplo. Opciones que,
evidentemente, no se han demostrado nunca como probables.

Una de esas teorías se refiere al plano astral; se sostiene la hipótesis de que se entra a
la cuarta dimensión durante el sueño. Por lo tanto, muchos sueños no son sueños en
realidad.

El tiempo, se dice que es relativo y que depende de factores tales como la gravedad y
la velocidad de un objeto. Por tanto, la cuarta dimensión contiene el espacio y el
tiempo en sí misma.

Albert Einstein (Teoría de la Relatividad) explica que la Cuarta Dimensión es el tiempo
en conjunción con las anteriores dimensiones, que son las que forman el espacio, y
esto da lugar a la relación “espacio-tiempo”.

Con la supuesta existencia de la Cuarta Dimensión se pretende dar luz a diversos
misterios de la ciencia y la física cuántica; todavía hay mucho camino por recorrer.
Lo cierto, es que pretender atribuir a esa misteriosa cuarta dimensión la causa de
muchos de esos enigmas científicos, y otros no tan científicos, a veces carece de
sustento racional, y responde sólo a la necesidad imperiosa de encontrar alguna
explicación. Y estas no siempre son ciertas.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here