Existe un falso mito que indica que, para preparar el mejor café, los granos deben estar
molidos de manera que éstos queden lo más finos posibles. También se cree que cuanto más fino se ha molido el café, más intenso será su sabor porque el agua fluye más lentamente a través de los granos dando más tiempo a que el agua absorba el café. Esto es totalmente falso, así lo han demostrado los científicos en unos estudios recientes.

Los científicos realizaron varias simulaciones por ordenador del proceso de preparación de
café. En sus experimentos pudieron observar que los granos más finos generalmente permitían que el agua absorbiera un mayor porcentaje de café seco, pero sólo hasta cierto umbral.

Cuando los granos de café molidos con una granulación fina, se introducían en una máquina de café estándar, el agua caliente extraía un porcentaje menor de café en comparación con el agua que circulaba a través de los granos que eran ligeramente más gruesos.

Tanto los experimentos como las simulaciones mostraron que, cuando los granos más finos, las partículas muy pequeñas se adquieren a los espacios vacíos entre otras partículas, lo que hace que el agua fluya de manera desigual. De este modo se consigue que se sobremuestreen algunas partes mientras que otras no llegan a tocarse, lo que hace que se desperdicie café y se produzcan sabores inconsistentes.

Después de prepararse un café con los granos molidos lo más finos posible, Christopher
Hendon, químico de la Universidad de Oregón, recordó haber detectado notas de un sabor
amargo debido a las partículas de café que se habían sobreexpuesto al contacto con el agua, mientras que notó también otras notas de sabor ácido debido a los granos cuya extracción de sabor se había quedado a medias.

En una segunda taza de café con los granos de café molidos con más grosor, el científico notó que el sabor era mucho más consistente. “La extracción del sabor del café es más eficiente y por tanto, puedes permitirte usar menos café”, explicó Foster.

Según informaron, un cambio en la elaboración de cápsulas de café, donde se sustituyan las cápsulas de 20 gramos de café espresso con granos finos por cápsulas de 15 gramos de granos más gruesos, permite un gran ahorro a las empresas encargadas de la fabricación de cápsulas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here