Resumen de la receta

Consejo:
Este potaje no resulta pesado, porque el pie de cerdo más que grasa, lo que proporciona es gelatinosidad a la salsa. Los garbanzos de bote que vienen ya cocidos, los dejan los fabricantes algo duros para que se puedan guisar en casa sin que se deshagan

  • Tiempos de preparación total: Una hora y media
  • Num. de personas:
  • Calorías: 550
  • Tipo de plato:

Ingredientes:

  • Para cocer los garbanzos: 2 botes de garbanzos cocidos al natural
  • cascos de cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • Para cocer el pie de cerdo: 1 pie de cerdo
  • cascos de cebolla
  • la punta de hoja de laurel
  • 6 granos de pimienta
  • sal
  • Refrito: ½ cebolla
  • 6 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de tomate frito
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 guindilla

¿Cómo se prepara?

  1. Paso 1:

    Paso1: Limpiar el pie de cerdo, atarlo y cocerlo 1 hora en la olla rápida cubierto con agua, el laurel, los granos de pimienta y los cascos de cebolla. Escurrir, lavar los garbanzos y ponerlos en una cazuela, cubiertos de agua caliente, con los cascos de cebolla y el laurel, hacer hervir.

  2. Paso 2:

    Paso2: Deshuesar y cortar en trocitos el pie de cerdo, añadirlos a los garbanzos y cocer a fuego flojo hasta que estén tiernos, una ½ hora. Ir añadiendo agua de cocer el pie de cerdo, templada, para que los garbanzos estén siempre cubiertos y evitar que se despellejen.

  3. Paso 3:

    Paso3: Refrito: Picar la cebolla y el ajo, freírlos en el aceite caliente y añadir la guindilla en aros y el tomate. Cuando todo esté frito y empiece a tomar color, incorporar el pimentón, fuera del fuego, para que no se queme, mezclar y dar unas vueltas sobre el fuego. Verter el refrito sobre los garbanzos y rectificar de sal.

Recetario: