Resumen de la receta

Consejo: En este plato se unen varias texturas:
la suavidad de la crema, la consistencia algo acuosa y con filamentos de los espárragos y lo crujiente de las almendras. Resulta redondo en cuanto a sabor y se puede servir frío o caliente.

  • Tiempos de preparación total: 45 minutos
  • Num. de personas:
  • Calorías: 200
  • Tipo de plato:

Ingredientes:

  • 20 espárragos blancos
  • 2 puerros gordos
  • ¾ l. de agua
  • un trozo de corteza de limón
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de almendras laminadas tostadas
  • perejil picado
  • gotas de aceite de trufa
  • sal y pimienta

¿Cómo se prepara?

  1. Paso 1:

    Paso:1 Pelar los espárragos, cortar las yemas en oblicuo y reservarlas, cortar los tallos en trozos. Limpiar los puerros y cortarlos en rodajas muy finas. Calentar el aceite en una cazuela y rehogar los puerros y los tallos sin que lleguen a dorarse.

  2. Paso 2:

    Paso 2: Cubrirlos con el agua, sazonar, añadir la cáscara de limón y cocerlos hasta que estén blandos, unos 10-15 minutos según el grosor de los puerros. Sacar la cáscara de limón y triturar todo junto, si es necesario, pasarlo por el chino.

  3. Paso 3:

    Paso 3: Comprobar el punto de la crema
    y sazonarla con el aceite de trufa. Cocer las puntas de los espárragos reservadas 3 minutos y escurrirlas. Poner en cada plato unas puntas de espárrago cruzadas, láminas de almendra, y perejil picado, y verter la crema.