Meghan Markle lanza un comunicado a dos días de su boda para hablar de su padre

A falta de dos días exactos para su boda con el príncipe Harry, Meghan Markle ha “hablado” a través de un comunicado que acaba de publicar Kensington Palace. Y todo para afrontar la polémica en la que se ha visto inmersa en estos días tras conocerse que las fotos en las que se veía a su padre, Thomas Markle, observando imágenes de la real pareja en Internet y en otras situaciones de su vida cotidiana, habían sido pactadas con un fotógrafo a cambio de dinero y a instancias de su hija mayor, Samantha. Esto provocó que desde Kensington se pidiera “respeto y comprensión” ante el “complicado momento personal” de la prometida del príncipe Harry.

Después de eso, el hombre, que tenía previsto viajar a Londres esta semana para conocer a la Familia Real británica antes del enlace, aseguró a TMZ que no iba a asistir a causa de su salud. Hay que recordar que el propio palacio de Kensington ya había anunciado oficialmente que los padres de Meghan tendrían papeles relevantes en la ceremonia: su madre, Doria Ragland, la acompañaría en el coche hasta la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, y su padre la llevaría de su brazo hasta el altar. El pasado miércoles 16 de mayo, Thomas Markle era intervenido de su dolencia cardíaca, y le implantaban tres stents. Actualmente continúa ingresado en el hospital recuperándose de la operación. Él mismo ha contado a dicho portal: ” Estoy bien, pero me llevará tiempo curarme. Me quedaré en el hospital unos cuantos días más. No me permiten excitarme”. 

El padre de Meghan cuando la pequeña vino al mundo, hace 36 años.

A la luz de todos estos acontecimientos ha sido la propia Meghan la que ha salido al paso en este breve comunicado, en el que dice: “Tristemente, mi padre no asistirá a nuestra boda. Siempre me he preocupado por mi padre y espero que puedan darle el espacio que necesita para centrarse en su salud. Me gustaría agradecer a todo el mundo que nos ha brindado generosos mensajes de apoyo. Por favor, sepan lo mucho que Harry y yo deseamos compartir nuestro día especial con todos ustedes el sábado”. 

Thomas Markle se separó de su madre cuando Meghan tenía seis años. Su relación con este antiguo director de fotografía de cine y televisión ha sido correcta, pero más bien distante. De hecho, vive retirado en un pueblo de México, cerca de la frontera con Estados Unidos. Su presencia en la boda real había sido una incógnita hasta el final, con cambios de opinión a favor y en contra. Finalmente, los peores pronósticos se han cumplido. 

La exactriz, hace unos días en un solemne acto en Londres.